lunes 21 de octubre del 2019

NICOLÁS LEDESMA, UN GRAMMY PARA LA PAMPA

tato_ledesma.png

“Siento al tango desde su origen suburbano y a la vez romántico y señorial”

El pianista, compositor y arreglador pampeano Nicolás “Tato” Ledesma se quedó con el Grammy Latino en la categoría “mejor álbum de tango” por su disco “Cuando llora la milonga”.

Ledesma, nacido en General Pico, hace 30 años que reside en Buenos Aires, meca de la música ciudadana y lugar donde levantó vuelo su proyecto musical, que hoy lo lleva junto a su orquesta a recorrer distintos lugares del mundo.
El artista piquense recrea obras de creadores fundamentales del tango, a las que suma su talento como arreglador, potenciando en muchos casos el mensaje y la sonoridad de cada una de ellas. De este modo inmortaliza el legado de cantantes, instrumentistas y compositores que popularizaron el tango en diferentes épocas.

Ledesma, -que ya había sido nominado en 2005 al Grammy Latino-, finalmente obtuvo el galardón en esta edición 2016, por un material que reúne repertorio tradicional y temas del pianista bajo una formación de orquesta típica y con la participación de la cantante María Viviana.

El músico conversó con Telón Pampeano sobre aspectos del disco y de su trayectoria.

- ¿Qué te atrapó del tango?
Yo comencé en la música tocando la guitarra, cantando folklore y estudiando con Miguel Cuello, en mi casa había muchos pianos porque mi padre Don Nicolás era luthier de pianos y así fue como comencé a tocar y rápidamente me apasionó. Para ésto mi viejo tocaba el bandoneón y me enseñó algunos tangos, y mientras trabajábamos en el taller escuchábamos a Gardel. De a poco fui escuchando las orquestas de tango y me atrapó definitivamente ,luego tome clases con Erberto Benuzzi y él me dejó su lugar en la orquesta de Alberto Pellizari, a partir de ahí no dejé nunca de tocar tango.

- Valió la pena la insistencia para tomar clases con Horacio Salgán ¿qué te dejó el maestro?
En el año 1980 me entero que Salgan viene a tocar a Pico, y nosotros le prestamos el piano. Ahí comenzamos una relación casi amistosa, él me escucho tocar y accedió a darme clases, yo viajaba cada 15 días en el tren, tomaba la clase y volvía a la noche, fue una experiencia increíble que a medida que pasa el tiempo valoro cada vez más.

- ¿Hubo otros maestros?
Ya instalado en Buenos Aires, tomé clases con Guillermo Iscla, el repertorio clásico y armonía con Juan Carlos Cirigliano y Manolo Juarez. Y actualmente estudio clásico con el maestro Aldo Antognazzi y orquestación con Gabriel Senanes.

- ¿Cómo llegaste a encontrar y definir tu estilo?
Mi estilo es una consecuencia de la influencia de todos los maestros con los que he tocado, en especial con Don Leopoldo Federico a quien le debo casi todo mi desarrollo tanguístico. Podría decir que siento al tango desde su origen suburbano y a la vez romántico y señorial.

- Es una gran experiencia la de llevar la música argentina por el mundo ¿Cómo vivencias esta posibilidad?
Viajar por el mundo llevando el tango es como sentirse Papá Noel, el público de todo el mundo lo recibe con una gran alegría y pasión, sin ninguna duda junto al jazz es el género popular más importante, pero más allá del suceso internacional, lo que a mi me haría muy feliz es poder mostrar el tango mucho mas en mi país.

- ¿Cómo está conformada la orquesta que te acompaña actualmente?
La orquesta esta formada por María Viviana (cantante), Horacio Romo y Santiago Polimeni (bandoneones), Pablo Agri (violín), Cesar Rago (violín), Mario Fiocca (viola), Luciano Falcon (violoncello), Enrique Guerra (contrabajo) y Nicolas Ledesma (piano, arreglos y dirección musical.

- ¿Cómo definirías el álbum “Cuando llora la milonga”?
“Cuando Llora La Milonga” es un disco muy especial para mi, dado que están todos mis seres más queridos participando en él, las fotos son de mi Hija Florencia, en la portada aparece mi hijo Nicolas caminando, en el interior está la foto del patio de mi casa y una foto de mi viejo tocando el bandoneón en mi bautismo, además él toca en el tema 16, también hay un vals dedicado a mi madre Betitta, María cantando, y todos los músicos amigos, que más se puede pedir.

- ¿Qué representa haber recibido el Grammy?
El Grammy es un premio muy valioso para todos los músicos del mundo, en especial para mi que arranqué hace muchos años este sueño de aventura con la música y que nunca me puse metas grandiosas, sólo disfrutar y aprender. Una de las alegrías más grandes es llevar el nombre de mi provincia a todo el mundo y la otra es subirme al escenario con esta orquesta.

logo

La Pampa // Argentina

NO TE PIERDAS LAS ULTIMAS NOVEDADES!
CONECTA CON NOSOTROS.