sábado 18 de noviembre del 2017

Osmar Sombra: “Era artista sin saberlo”

El jueves pasado, se inauguró en el hall del Cine Amadeus la muestra del paisajista pampeano Osmar Sombra. Una muestra más de su talento y oficio en retratar las imágenes de nuestra tierra agreste.

sombra5

Por Ignacio Sassu

La obra de Sombra se destaca, profusamente, en el trabajo de la luz natural, como él mismo lo explica en esta nota. Pero, por otra parte, se aprecia en esas pinceladas que va estampado su amor por nuestros paisajes. La inquietud de pintar es una constante en Osmar Sombra. Tal vez uno de los poquísimos paisajistas que quedan en nuestra ciudad. Una manifestación de la pintura, el paisaje, que de alguna manera se va volviendo, inexplicablemente, minoritaria. Esto hace del trabajo casi silencioso de Osmar, un ejemplo de voluntad y  talento, aplicados a la prosecución del amor por este tipo de pintura.
 
 ¿Adónde vas a ir a pintar ahora Soa?
A Algarrobo del Águila. Es que hoy, cuando estábamos cargando las obras para esta muestra, va el diariero a casa, el mismo que hace años nos lleva el diario, y vio los cuadros con temas de La Pampa, entonces nos dijo que él es de Algarrobo y que tienen un campo allá. Entonces le preguntamos si podía ir a pintar y nos dijo que sí, que cuando queramos podemos ir. Así que este jueves vamos para allá, a pasar el fin de semana y bueno, él viene con nosotros y nos llevamos el asado.
 
¿Qué te parece ésto de exponer en un lugar tan atípico en Santa Rosa, como es el hall de un cine?
Bueno, al Louvre no podemos entrar (y reímos), entonces recurrimos a estos lugares, que bueno, son interesantes y además es el lugar ideal para exponer.
 
¿Esta exposición está conformada por cuadros que ya has expuesto y por otros que presentás aquí?
Sí. Hay algunos en esta muestra que ya tenía de antes. Lo que pasa es que no estoy trabajando como debiera, es decir, estar constantemente pintando, tal vez porque falta la motivación de la venta, Porque, ¿cuándo lográs vender un cuadro? Está bien que uno pinta porque le gusta, pero también uno desearía vender alguna obra. Al menos para salvar los gastos ya que la pintura lleva mucho gasto; marco, bastidor, pinturas, pinceles. Y si no recuperás nada, sentís que te falta el entusiasmo, el incentivo para seguir trabajando.

sombra4
 
¿Cuándo fue la última vez que vendiste un cuadro?
Y…fue en noviembre o diciembre, en que fuimos con una amiga a Pehuencó y vio cómo pintaba la playa, con los tamariscos , el mar, las olas y bueno, le gustó y me lo compró, emocionada, porque vio cómo fue que lo pinté. Yo soy un pintor del lugar, soy uno de los pocos que pinta paisajes del natural, como se debe pintar, con esa luz, esa combinación de colores que produce la luz natural.
 
Sos un poco impresionista en eso…
Y, de eso se trata el impresionismo. Hasta ellos no se tocaba el paisaje, el paisaje no era jamás protagonista de un cuadro. Antes de los impresionistas se tocaba el paisaje, como un complemento de una escena al aire libre, porque no podían evitar pintarlo.
 
Bueno, una característica tuya, es que la figura humana, prácticamente, no aparece…
Justamente, porque estoy con el tema del paisaje agreste, eso es así desde hace mucho tiempo. Y si bien, también es cierto que he hecho algo urbano, que he retratado el paisaje urbano y que también he sido muchos años retratista, el paisaje agreste es lo mío.

¿Cómo es tu formación?
Bueno, yo soy de la primera promoción del Bellas Artes. Mis compañeros eran, Carmen Pérez Sola, Bocha Rodríguez, Olga Sánchez, esa fue mi camada.
Pero, Bellas Artes sólo te prepara para ser docente de arte y no artista de la plástica. Y yo soy un poco eso. Yo era artista sin saberlo. Me considero un artista y felizmente, también, me consideran artista los demás. Y eso, por el trabajo que uno va desarrollando como plástico.
 
Y, en esa época de Bellas Artes, ¿Quiénes eran tus referentes?
Bueno, Juan Carlos Durán, Victorio Pesce, Toscano, Arcuri, Tellería, Fernández Navarro, después Manuel Varela. Pero en esa época, fundamentalmente eran, Pesce Toscano y Durán, o sea, los más conocidos de Santa Rosa, aunque yo era muy chico para eso. Pero, resulta que Durán -que era el músico de la Escuela 4, donde yo iba-, un día vio un dibujo mío y dijo “este chico tiene que estudiar”, entonces, hizo lo posible para que yo pudiera estudiar, porque por mi condición humilde , era muy difícil para mí.
 
Sin embargo, en tu familia la chispa artística está. Tu hermano, Delfor, es un músico reconocido.
Claro, pero mi hermano es un autodidacta. Tiene trascendencia en lo que ha hecho, pero fue todo a pulmón. Y yo, en ese tiempo, tenía una precaria preparación. Quiero decir, la veta está, pero si no la descubrís, no pasa nada con vos.
 
Y ahora, hablando del presente ¿Qué planes tenés?
Seguir trabajando en lo mío.
 
¿Y cuánto hacía que no exponías?
La última vez, en el Bar La luna , el invierno pasado. No sé porqué nos cuesta tanto a los pintores exponer. Vamos en desventaja con los músicos, porque por ejemplo, no podemos transmitir un cuadro por radio, y a la televisión ¿Cómo llegás? Pero, yo igual me siento plenamente realizado con un cabito de madera, con unos pelitos en la punta, que es la herramienta de trabajo. Y feliz con el reconocimiento de los amigos y con los amigos que tengo. Te imaginás que pretender hacer dinero con el arte, es muy difícil. Pero, tengo muchas satisfacciones con la pintura.

sombra3