sábado 18 de noviembre del 2017

Las XV de Telón: los cuentos del Pantera

La amigable sección de Telón se mete con Germán Vachino, un personaje dentro de sus personajes. Pampeano dibujante, escritor y -principalmente- contador de cuentos.

Con esta sección proponemos salir de la rutina periodística o de la nota obvia: el desafío es generar un feedback entre los artistas y los lectores de Telón Pampeano. A la vez también se pretende que con este sondeo los propios consultados “descubran” rasgos de su personalidad y de su trabajo que quizás están velados por la cotidianeidad. Es por ello que homenajeamos con esta sección al imbatible “Cuestionario de Proust”, aggiornándolo a la temática y los personajes que nos interesa, para que conozcan facetas guardadas, para que confirmen suposiciones y/o para que se entretengan con las respuestas.

El Pantera es un contador de historias. Germán Francisco Vachino nació en Bahía Blanca el vigesimoprimer día de 1972, aunque desde temprana edad se trasladó a Santa Rosa, La Pampa -donde se “crió”- en el sentido más literal de la palabra. Actualmente vive en Tigre, provincia de Buenos Aires, pero su relación con La Pampa sigue siendo sumamente estrecha, tanto por raigambre, amistades o esa cosa indescriptible que provocan los lugares.

Artísticamente es un claro exponente de ese combo generado en la década del ’80 en el interior de la Argentina: rock combativo anglosajón, poetas malditos, historias de pueblo, lecturas juveniles, cómic, y toda información vital para un joven argentino que –en cuentagotas- podía llegar hasta una pequeña localidad distante 600 kilómetros de la Capital en el plano geográfico, pero en la realidad separada por 6 millones de leguas.

Si bien primeramente esbozó algunos rayones, lo primero que con un poco más de firmeza comenzó a hacer nuestro hombre fue escribir y luego dibujar. Actividades que se retroalimentaron conformando una “obra” particular, que no es dibujo, no es poesía, no es arte conceptual, no es historieta, pero a la vez es todo esto. Por lo pronto los hombrecitos y las situaciones no parecen terminar nunca en la mente de este eterno adolescente. Hoy el que responde es él, acostumbrado a tirar la piedra de la pregunta y esconder la tinta:

14657378_1592560141050126_2450034729282301004_n.jpg

1. ¿Cuál es la rama en la que mejor se desenvuelve? ¿Por qué?

Hoy en día la rama donde mejor me desenvuelvo es el dibujo, hace unos años fue la escritura donde me sentía más cómodo para expresarme. Mañana tal vez sea otra cosa. Siempre digo como chiste que dibujar es como ir al psicólogo. A mí, hasta ahora, me funciona para espantar los demonios y saborear las musas.

2. ¿Y cuál la que más lo intriga y le gustaría participar?

La fotografía, hacer cine, filmar por ahí... Me parecen caminos interesantes a seguir.

3. ¿Qué es lo que debe transmitir un artista?

Naturalidad en lo que hace. Cualquier cosa forzada se nota. Creo que el artista no tiene que quedarse quieto. Se transmite lo que hace. Es muy subjetivo a mi forma de ver el querer transmitir algo... algunos lo pueden tomar en un sentido y otros en otro totalmente diferente. Me gusta el arte que confunde, no literal, donde todo no es claro, ese que te deja pensando...

4. ¿Quién o quiénes son sus predilectos?

Ufff... tengo muchos. Artísticamente admiro a varios. En la música me gustan Lou Reed, The Clash y Bowie por elegir tres, así rápido. En la literatura Kerouac, Borges, Bukowski o Céline por ejemplo. En la pintura me gustan Pollock, Miró, Castagnino, que se yo un montón... dibujantes de cómic Crumb, Altuna, Breccia...

5. Fuera del Arte y la Cultura ¿cuál es su actividad fetiche?

El deporte. Soy ávido seguidor de muchos, como fútbol, rugby, basquet, voley, etc. De chico jugué a casi todos. Sé las reglas básicas de juego de todos los que me interesan. Me hubiese encantando jugar de 5 en la primera de Racing, por ejemplo. Pero juego al fútbol sólo con unos amigos y nuestros hijos en una canchita de seis, todos los lunes desde hace tres años. Grandes y chicos mezclados. Impagable. Cita obligada, nadie quiere faltar. No será lo mismo, pero para mí es como pisar el césped del Cilindro.

6. Si pudiera cambiar algo ¿qué sería?

Cambiaría la hipocresía de la gente. La corrupción y las ansias de gran parte de la Humanidad por dinero y poder. Nada nuevo bajo el sol, es un problema eterno. Está en nosotros. En nuestra piel. No creo que sea fácil cambiar esa mentalidad de algunos varios muchos de distintos extractos a nivel mundial. Me imagino que tal vez una revolución educativa, no lo sé, no lo tengo claro.

7. ¿En qué época le gustaría vivir?

En el Londres de los punks a mediados de los años setenta cuando explotó todo; o en ell Estados Unidos de posguerra, fines de los 40, cuando arrancó el movimiento beatnik...

8. ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

Tener hijos. Tengo cuatro y no hay maravilla en el mundo de ninguna índole que pueda superar el recuerdo del nacimiento ni las vivencias cuando todos nos reímos en la mesa.

9. ¿Qué cosas lo inspiran o lo ponen en positivo?

Me inspira la música, estar en la naturaleza o en la calle para captar imágenes y escuchar lo que hablan dos viejas en la verdulería. Tomarme alguna copita también me inspira. Y fumar chala me ablanda para encarar la hoja.

10. ¿Y cuáles logran el efecto contrario?

Generalmente dibujo cuando los chicos se duermen; entonces no hay nada que me interrumpa. Cuando quiero dibujo. No lo pienso mucho. Pero si es de día me joden algunos ruidos molestos como una moladora o cortadora de pasto jajaja! Pero yo también corto el pasto así que en el barrio no puedo quejarme.

11. ¿Cómo le gustaría que lo recuerden?

Linda pregunta... “Ahí va un buen tipo. Nunca cago a nadie. Sus actos fueron consecuencia de sus dichos. Y viceversa.”

12. ¿Cuáles son sus virtudes?

¡Es una pregunta para que conteste otro!. Creo ser un tipo honesto. Defiendo a mi familia y amigos a muerte. Intento ser un tipo frontal. Cuando tengo un mambo con alguien le busco la vuelta para enfrentarlo, charlarlo con la persona. SI alguien tiene un problema conmigo, lo mismo. Me gusta que venga y lo hable. Quedarse callado o soplarle la oreja a otro, con chismes, no lleva a ningún lado.

13. ¿A qué personalidad le gustaría parecerse?

Al escritor Juan Filloy. No solo lo admiro como escritor sino como persona. Todas las anécdotas que leí sobre su vida me parecen buenísimas. A veces tenés de referente a alguien y donde indagas un poco en su vida descubrís que es una mierda, un sorete. Trato de no mezclarlo a eso, esa vida privada, cuando me copo con algún artista. Pero si te gusta y encima lo que cuentan es copado, cartón lleno...

14. ¿Por qué cosa dejaría todo?

Por la familia. Antes que todo la familia por los siglos de los siglos. Esa es la base de mi existencia. Todo lo demás puede esperar.

15. ¿Cuál es el lema que sustenta su existencia?

“Ensayemos lo imposible”. Vi esa frase a los pocos años de llegar a Buenos Aires a estudiar. Tenía 20 años más o menos y caminaba para la Facultad de Sociales. La frase estaba escrita desprolija con aerosol negro en una pared de la urbe. Nunca la olvidé. Y lo tomé como ley. Cualquier cosa que encaremos, con voluntad y constancia, se termina logrando. Tarde o temprano, cuando luchás por algo, la recompensa llega...14566406_1589568764682597_7523858740543392797_o.jpg