miércoles 22 de noviembre del 2017

“Un artista debe transmitir verdad y belleza”

El decir certero de Sylvia Zabzuk, en "Las XV de Telón".

sylvia_rota.jpgUna vez más, invitamos a los lectores de Telón Pampeano a descubrir nuevas facetas de los artistas, hacedores culturales y personas relacionadas con las artes y el espectáculo con esta sección que homenajea al imbatible “Cuestionario de Proust”. Un sondeo para descubrir las inclinaciones, gustos y personalidad del personaje que lo responde, y que permite que los propios entrevistados se sumerjan en su interior y encuentren rasgos que están ahí, pero que no asoman a simple vista. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros haciéndolo.

Hoy interactuamos con la cantante y compositora Sylvia Zabzuk. La música comenzó a ser parte esencial de su vida a los 7 años, en su ciudad natal, Oberá, Misiones. Y desde esos primeros pasos, la guitarra y la voz han sido su manera de “ser en el mundo”.

El registro vocal de Sylvia es una intensa manifestación de belleza, ofrece su voz y su cuerpo en cada canción, como una energía que nace de la raíz del mundo, y se expande hacia los rincones elegidos para sembrar su música. La misma pasión transmite en el modo de encarar su tarea docente, “es mi misión despertar al otro a sus potencialidades”, dice.

Tiene en su haber cuatro discos: “A su modo”, “De piedra y agua”, “El río bajo el río” y “Pequeños Milagros”, materiales que enlazan un repertorio exquisito con diferentes ritmos, donde las melodías y las letras atraviesan la geografía de diferentes regiones, y que han recorrido, -además de varias provincias argentinas-, países como Cuba, Colombia, Bolivia, y llegaron hasta la tierra de sus orígenes, Rusia.

De la roja y selvática tierra misionera a la profundidad de la llanura pampeana, su voz poderosa resuena desde hace más de veinte años en La Pampa.  Ha hecho un gran aporte al ambiente artístico local, además de una gran contribución a la formación en el canto, con sus talleres. En ocasión de su paticipación en 2015 en Mujertrova, manifestó: “La convicción de sentir que tengo algo para decir, logra mover montañas”, como así también “La Pampa me ha dado la profundidad y la mirada larga.” Veamos que nos dice hoy aquí.

1. ¿Cuál es la rama en la que mejor se desenvuelve? ¿Por qué?
La docencia en el canto. Porque es lo que vine a hacer, es mi misión despertar al otro a sus potencialidades.

2. ¿Y cuál la que más lo intriga y le gustaría participar?
La danza!

3. ¿Qué es lo que debe transmitir un artista?
Verdad y belleza.

4. ¿Quién o quiénes son sus predilectos?
Todo aquel o aquella que sea honesto en su expresión artística y que trabaje consigo mismo en consecuencia.

5. Fuera del Arte y la Cultura ¿cuál es su actividad fetiche?
No sé qué querés decir con “fetiche”, no creo en ello. Pero me encanta la naturaleza, estar en contacto con ella, hacer huerta.

6. Si pudiera cambiar algo ¿qué sería?
Mis guerras internas. Creo que solamente si cambia cada uno, puede cambiar el mundo.

7. ¿En qué época le gustaría vivir?
En ninguna otra que no sea ahora!

8. ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?
Percibir la transformación que produce el canto en las personas que se atreven a hacerlo.

9. ¿Qué cosas lo inspiran o lo ponen en positivo?
La naturaleza, la bondad, la honestidad, la capacidad de lucha, la ternura, la humildad, el amor, la solidaridad.

10. ¿Y cuáles logran el efecto contrario?
La sociedad tal como está, la competencia, las luchas de ego, el poder mal entendido y usado en beneficio propio, la hipocresía, la discriminación.

11. ¿Cómo le gustaría que lo recuerden?
Como una buena persona.

12. ¿Cuáles son sus virtudes?
La empatía, la sensibilidad, creer en el otro.

13. ¿A qué personalidad le gustaría parecerse?
Me gustaría lograr la mejor versión de mí misma.

14. ¿Por qué cosa dejaría todo?
Para mí, “todo” es el ego. Estoy en eso, porque creo que es lo único que vale la pena dejar, a favor de que florezca lo que verdaderamente somos: espíritu.

15. ¿Cuál es el lema que sustenta su existencia?
Soy responsable de mi vida. Vine a la vida para aprender a amar.