miércoles 22 de noviembre del 2017

Bluesman en Santa Isabel

El particular invitado de las XV de Telón es un músico y letrista que ha elegido manifestarse a través del tradicional ritmo afroamericano pero adosándole la temática regionalista, pampeana y argentina. Con ustedes Luis "Poncho" Arriaga.

Poncho_rotador.jpg

La idea es hacer interactuar a los artistas, hacedores culturales y personas relacionadas con las artes y el espectáculo, con los lectores de Telón Pampeano. A la vez también se pretende que con este intercambio los propios consultados “descubran” rasgos de su personalidad y de su trabajo que quizás estaban un poco más abajo de la superficie. Es por ello que homenajeamos con esta sección al imbatible “Cuestionario de Proust”, aggiornándolo a la temática y los personajes que nos interesa, para que conozcan facetas guardadas, para que confirmen suposiciones y/o para que se entretengan con las respuestas.

Quien hoy recoge el guante es un personaje de aquéllos: simple en su forma de manejarse en la vida y dueño de un sentido del humor que va en esa vertiente, es decir del que encuentra la peculiaridad risueña a base de observación en ingenio, es un referente en materia musical, por más que tenga su techo a 300 kilómetros de Santa Rosa.

Decir Luis Arriaga y decir blues es casi lo mismo. Y decir blues pampeano es idéntico a escribir Yergue la Oreja; lo que nos introduce en un circunloquio musical innecesario, ya que podría resolverse así: La Pampa – blues – “Poncho” Arriaga.

Nuestro invitado al living virtual de Telón Pampeano nació en General Alvear y vive hace una cantidad inmemorial de años en el epicentro del oeste pampeano, Santa Isabel, por lo que al padecimiento y la lucha contra las carencias y el ecosistema hostil debido a la sustracción del vital elemento que da vida, se las sabe lungas.

Esto quizás marca -en su caso, incrementa- una forma de pensar y de sentir, traducidas en letra y música. Es, desde su formación el 11 de septiembre de 1999, quien se encarga de ponerle palabras a las canciones de Yergue la Oreja, la banda más representativa de blues que ha engendrado nuestra provincia. Y este pequeño gran grano de arena aportado por Luis, apodado “Poncho”, es lo que terminó de dar identidad al conjunto, normalmente denominado “sello propio”: con una raigambre musical en el tradicional estilo afroamericano, pero irrigado con destellos de soul, funk y jazz, se reconoce en YLO a una orquesta pampeana por el mensaje.

Poncho_interior03.jpg

1. ¿Cuál es la rama en la que mejor se desenvuelve? ¿Por qué?

Creo que la música es donde más cómodo me siento. Disfruto mucho hacer canciones e intentar luego que funcionen, que suenen en banda. En la creación no solo considero la letra y/o la melodía, además voy pensando en los arreglos y sonoridad total de la misma.

2. ¿Y cuál la que más lo intriga y le gustaría participar?

Estuve muy cerca de participar, hace muchos años, en una propuesta teatral y humorística que al final no se dio. Pero se hicieron varios ensayos, que me arrimaron al mundo del teatro. Quizá el cine sea lo que más me intriga.

3. ¿Qué es lo que debe transmitir un artista?

Profesionalismo. Pero dentro de la profesión, considero indispensable la sinceridad y pasión en lo que hace, tanto como el dominio de las técnicas del arte que se esté expresando. (Esto implica que el público no perciba el dominio de las mismas).

4. ¿Quién o quiénes son sus predilectos?

No podría hacer un listado. Seguramente me sentiría injusto ya al releerlo. Generalmente descarto lo que no me gusta. Por ejemplo, escucho mucha música y muy diversa en estilos, pero no hago esa típica clasificación: “…el mejor guitarrista es fulano”. No. Si me gusta algo, alguien, pasa al grupo de los predilectos.

5. Fuera del Arte y la Cultura ¿cuál es su actividad fetiche?

Realizo actividades que no se si califican como “actividad fetiche”. Disfruto mucho haciendo trabajos para mi casa. Muchas veces uso herramientas que heredé de mi padre y siento una gran conexión con él (que ya falleció). También del viejo heredé la cultura del trabajo y de escuchar/hacer música.

6. Si pudiera cambiar algo ¿qué sería?

La estupidez del ser humano. Y la élite de esa estupidez conduce el mundo.

7. ¿En qué época le gustaría vivir?

Creo que la respuesta la debo asociar a un lugar, y a la música. El presente me queda cómodo. Pero me hubiera gustado estar en épocas y en lugares donde se podía alternar entre grandes orquestas: de tango, de jazz, de funk, por ejemplo.

8. ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

Con las satisfacciones me pasa algo similar que con elegir predilectos. Lo intentaré… Suponiendo que la pregunta está basada en mi actividad artística. La respuesta será en el plano musical: La mayor parte de mi existencia como músico, la he vivido tocando creaciones propias, sin un director. Pero me gusta mucho colaborar en proyectos, a cargo de “otra cabeza” o director. En este marco, participé en la banda de un músico de Chicago, Lurrie Bell. Lo hice tocando el bajo (que es la espina dorsal en una banda de blues, aunque esto generalmente se desconozca). Fueron solo dos presentaciones, sin ensayos previos, pero con un 99% de efectividad, en mi modesta autoevaluación…y 100% de gozo personal.

9. ¿Qué cosas lo inspiran o lo ponen en positivo?

Observar la naturaleza, que aún boicoteada por nosotros, sigue deslumbrando con su belleza. A veces cruel, pero aún así, bella. También ingiriendo un buen vino se logran efectos similares. Ver que la minoría de gente “no-estúpida” crece.

10. ¿Y cuáles logran el efecto contrario?

La violencia, la falta de tolerancia, la hipocresía, la tiranía disfrazada…

La gente fanática que cree ser crítica. ¡Como si una actitud, no anulara la otra!

11. ¿Cómo le gustaría que lo recuerden?

Como un tipo que hacía canciones y que si se lo pedías, te daba un consejo de acuerdo a sus vivencias. También como alguien que te podía hacer reír.

12. ¿Cuáles son sus virtudes?

Creo ser respetuoso, tolerante... Convencido en la búsqueda de equilibrio entre virtudes y defectos.

13. ¿A qué personalidad le gustaría parecerse?

No hay ninguna personalidad con la cual me sienta totalmente identificado. Pero sí intento parecerme en diferentes aspectos de distintas personalidades, como, por ejemplo: La creatividad de Spinetta; la sencillez y efectividad de Gilmour; la rítmica de Joao Bosco; la imaginación de Fontanarrosa; el humor de Les Luthiers; etc.

14. ¿Por qué cosa dejaría todo?

Por nada.

15. ¿Cuál es el lema que sustenta su existencia?

Considero que la existencia está ligada a un aprender constante. Por lo tanto: “Busco equilibrio en los vaivenes del existir”