miércoles 22 de noviembre del 2017

"El arte es la transformación del ser humano"

Hoy Rubén Schaap -uno de los creadores más intensos del panorama artístico pampeano de los últimos años- es el invitado a compartir las motivaciones y sentimientos que fluyen tras su obra.

ruben_schap2.jpg

Escultor, ilustrador y artista plástico, Schaap considera el arte como un modo de vida. “Vivir es una obra de arte con principio y final y hasta lleva nuestra firma en cada cosa que hagamos”, nos dice. A la hora de crear intenta apropiarse de los materiales que encuentra a su alrededor para transformarlos. De este modo produce en general sus trabajos, sin condicionamientos económicos, y por sobre todo, buscando revalorizar en los elementos hallados el ciclo ya vivido, que pasará a conformar su obra.

Aquí, los trazos y reflexiones de un artista con una imaginación sin límites, que se nutre de alquimia de la vida para construir mundos realistas o fantásticos, y que cuenta en su haber con un fecundo cuerpo de obra que podemos apreciar tanto en colecciones públicas y privadas, como en espacios urbanos de La Pampa.

¿Qué técnica utiliza en su trabajo y por qué?
Mi técnica es múltiple, optimizo los recursos con el entorno en donde estoy, me interesa que lo que hago tenga materiales de la zona en donde trabajo, o sea que se encuentren en la calle, comunmente nunca compro materiales en negocios que venden elementos para pintar y eso, en cierta forma es medio “Povera”, reciclo lo encontrado en la calle y en ocasiones compro lo que me hace falta para su soporte. Creo que es por la libertad que me causa el hecho de no emprender algo siempre con dinero…, que comunmente es condicionante en todos los aspectos del hombre. El hecho de hallar y valorar un pedazo de metal que cumplió varios ciclos ya es un elemento formado y transformado por el ser y para el ser – creo que el arte radica solo en eso, ser un buen espectador y trasladar tal poesía. Hacer productivos esos secretos.

¿Qué fue lo que definió su vocación?
En principio fue una catarsis de vida, sentía que el hecho de trasladar mis rollos existenciales al plano tridimensional calmaba esa sed de animal. A a los 19 años en uno de los viajes de mi juventud un amigo y su novia me llevaron a conocer a Roberto Rosas y su taller, en el departamento de Guaymallén Mendoza y entrando a ese templo me encontré, fue ahí que sentí en el pecho el deseo de vivir de tal forma. Años más tarde pude cumplir el sueño de estudiar con el Maestro Roberto Rosas obteniendo una beca de Presidencia de la Nación.

ruben_schap5rota.jpg

¿Cuál es su formación?
Mi formación creo que son: los amigos, los museos, la calle, los viajes, la poesía, la familia, las bellas artes etc.etc. Me recibí en Bellas Artes pero nunca ejercí como docente, aunque actualmente me encuentro dando talleres.

¿Fusiona usted su disciplina con alguna otra manifestación del arte o la cultura?
Nunca pude dejar de fusionar nada con nada .Todo está siempre relacionado. Vivir es una obra de arte con principio y final y hasta lleva nuestra firma en cada cosa que hagamos.

¿Qué temas son los que más le interesan?
Fueron muchos temas, sobre todo los existencialistas. Hace unos años encontré el libro y me apasione por el “Arte de Amar” de Erich Fromm. Amar es un arte que requiere de mucha disciplina, fe y paciencia, es muy similar al trabajo del artista, pero volcado a la vida. Yo amaba el arte, ahora el arte de amar.

¿De qué se alimentan sus procesos creativos?
De la Vida, ni más ni menos.

¿Cómo describiría su estilo?
Expresionista abstracto en pintura. Informalista y povera en escultura.

¿Qué es lo que le deja cada obra?
Substancia de vida, una esencia del alma, y una tarea para el resto.

¿A quién admira?
A la humildad que es objetiva, la simplicidad, el trabajo y la capacidad creativa de varios artistas que son épicos, aquí y afuera.

¿Qué significa para usted el arte?
La transformación del ser humano.

ruben_schap.jpg 

Algunos datos:
Ruben Schaap nació en Santa Rosa en 1973. Es Maestro Provincial en Artes Visuales (Instituto Provincial de Bellas Artes). Ha realizado los talleres "Estructura del Color", dictado por Gustavo Greguoli en el I.P.B.A. (1995); "Zona de juego e interacción plástica", dictado por Ana Eckell y Marino Santa María en el I.P.B.A. (1998); Primer Encuentro Regional de Ceramistas (Bahía Blanca, 1999); Taller en "Casa del Escultura", dictado por Roberto Rosas (Mendoza, 1999); Taller/Seminario "Set de Cine I y II" (Avanzados 2001 y 2003). Ha expuesto en muestras individuales y colectivas en diferentes lugares del país. También realizó trabajos artísticos en México. Por la calidad de su obra recibió numerosos premios.