domingo 23 de septiembre del 2018

El amante del beat

Santi03.jpg

Santiago Miguel, desde hace varios años afincado en España, dirige la Trattoria, un cálido restaurant en el que la cultura, el arte y particularmente la música son tan importantes como los platos. Inaugura nuestra flamante sección: El Conversatorio.

Componer como ir amalgamando en un bastidor imaginario cada pedazo de idea hasta formar la “obra”. A su vez se reescribe, en cierta forma, cuando se presenta en sociedad, cada vez.

Jugar con las palabras para que nazcan poemas, como jugar con las notas para ver crecer canciones. En ese lúdico devenir se basa la composición musical, simplificando la ecuación. Es ese juego libre en el que cada creador se inventa las reglas. ¿De un poema hacia una melodía, o es la música –primero- la que marca el ritmo de la letra? ¿Cuándo intuir que “ya está”? ¿Qué hay de cierto en que una obra la termina el “público”?
En esta sección intentaremos conocer y entender el proceso creativo que antecede a las canciones, pero también a las interpretaciones; porque un “cantante” o un “intérprete” realiza una “dramaturgia” de la canción, le agrega su visión, su color, su opinión: le da una tonalidad que la hace irrepetible, la transforma, la empuja a la adultez, la embellece. O la condena.

Pretendemos decodificar en El Conversatorio estos interrogantes con nuestros creadores, entendidos por quienes escriben e interpretan música. No es el objetivo desentrañar el misterio de la creación, pero si intentar entender el proceso creativo como una mixtura de inspiración y trabajo. Es por eso que convocamos a músicos pampeanos o con raigambre aquí para que nos ayuden.

Santiago Miguel A.K.A. Shanti C.C. es profesor y director de percusión, guitarrista, cantante, compositor y letrista, arreglador, productor artístico y ejecutivo.

Es un pampeano (nació en General Pico y vivió hasta su adolescencia en Santa Rosa) que actualmente reside en España, donde es el propietario y programador cultural y gastronómico de la “Trattoria”, en Robledo de Chavela, un pueblito de ensueño ubicado a 63 kilómetros de Madrid.

Es el fundador y director del proyecto “Amantes del Beat”, un colectivo de artistas (músicos, plásticos, bailarines y de nuevas tecnologías) que desarrolla las artes primarias del ser humano: voz, percusión y baile. Allí en el pintoresco pueblito ha organizado festivales de cultura urbana, en el que se conjugan el Hip-Hop con el arte del grafiti, skate, DJs, percusión urbana, literatura y baloncesto.

Cuenta Santiago que abrió la Trattoria en 1994 “estuve nueve años en un local de 60 metros cuadrados, empezamos con exposiciones de fotos en 3D de la N.A.S.A. (el observatorio mas importante de Europa está en Robledo de Chavela), y cuando hacíamos los shows teníamos que sacar las mesas afuera porque no cabíamos; a veces hasta con gente comiendo!

Era una antigua franquicia de las míticas discotecas “Penélope”, con el tiempo la remodelé toda y he hecho toda clase de actividades, instalaciones y performances: de 60 metros pasó a tener 600. También creé una productora artística, “Trattoria Producciones” para compaginar mis trabajos musicales y artísticos; ahora estoy queriendo armar una fundación “Club Trattoria” para darle un marco más estable a las actividades y que otras personas puedan seguir las actividades y producciones.”

Santi02.jpg

¿Cómo empieza su afición a la música?
De toda la vida. Tuve la suerte, gracias a mi familia, de poder escuchar todo tipo de música desde chico.

¿El músico nace o se hace? ¿Por qué?
Se hace, sin lugar a dudas.
Porque más allá de las facilidades o inconvenientes naturales o sociales que pueda tener un artista, lo que te convierte en uno es la determinación de querer serlo: tu propio reconocimiento de tu sensibilidad y talento.

¿Qué artistas han influido en su vida?
Todos! jajajaja! No tengo prejuicios estilísticos, con lo que conecto, para mí, ya es válido.
Si tuviera que decir un nombre sería Milton Nascimento, porque a través de él sentí de forma más incontestable la magia, el chamanismo y la libertad que da la música.

¿Las musas existen? ¿En dónde encuentra inspiración?
Creo en la inspiración, pero te tiene que encontrar trabajando. Algo así decía Picasso.
Todo te puede inspirar. Personalmente me aburre que el 90% de las canciones que están en los medios de comunicación sean de amor o desamor ¡como si no hubiera otras cosas interesantes en la vida!

La industria musical jamás hubiese imaginado hace algunos años que existirían “plataformas” donde publicar. ¿Qué hay de bueno y de malo en Internet para la música y los músicos?
Internet ha perpetuado (y acentuado) el monopolio de las grandes discográficas y los medios de comunicación, que en muchos casos ya son lo mismo. Eso con respecto a los músicos.
Con respecto a la música, ha bajado los estándares artísticos, porque hoy en día con toda la tecnología triunfan artistas y músicas muy mediocres. Por ejemplo: antes del boom tecnológico un cantante tenía que afinar por lo menos; ahora no es necesario...

¿Cuáles son sus retos profesionales más inmediatos?
1º Poder dedicarme de forma más metódica a la música.
2º Terminar mi 5º disco solista, del cual me falta mezclar y grabar casi la mitad.

Describa el proceso creativo que desarrolla para llegar a una obra.
¡Es un coñazo! No hago más que sufrir, me desvelo y obsesiono...
Generalmente es una melodía incipiente; cuando ya entra una frase para acompañarla, y la intención de la canción se vuelve más o menos clara, se puede trabajar sobre la obra.
En los últimos años he estado trabajando con un músico y productor llamado Pablo Antelo, le llevo una letra con melodía y algunos acordes que la sustenten y con él le damos una estructura definitiva. Es una máquina! Lo que a mí me cuesta horrores él lo resuelve rapidísimo y de forma natural. Me lo mandó Tatita Dios! Ya no sufro tanto jejeje.

¿Utiliza la tecnología? ¿De qué manera?
Me da mucha pereza aprenderlas, pero admiro a los que la usan. Lo importante es que sea una herramienta más de la expresión y la creatividad. No me gusta cuando la tecnología estandariza el sonido. Hoy en día es difícil escuchar sonoridades originales. Yo vivo en la sierra madrileña y me gusta salir a caminar y escuchar el bosque, el río, el campo, el viento… También los sonidos de la ciudad, pero voy muy poco porque me agobia tanta gente y tantos coches.
Utilizo mi móvil (celular) para grabar ideas que luego desarrollamos, antes se me olvidaban y era doble trabajo.

¿Cuál fue el consejo que le cambió la óptica?
Más que consejos, fueron momentos reveladores con personas y todavía los hay; y espero que nunca se acaben, porque son muy gratos, aunque se te quede cara de pasmarote.
Uno fue más regañina que consejo: yo me quejaba de que me costaba estudiar debido a cierto punto disléxico que tengo (eso es verdad) y mi profe me dijo que no volviera a usar eso como excusa, que había artistas que con más dificultades que yo habían hecho mucho más. En fin, que un poco colorado quedé…
Otro al que me quejé que no había logrado conectar con la magia en una performance que habíamos realizado me dijo: “el milagro está rodeándonos constantemente, si tu no lo puedes ver no significa que no exista” Otra vez enrojecí...

¿Qué es lo mejor que ha hecho?
Este disco que estamos grabando, se pueden escuchar las canciones terminadas aquí.
Las composiciones y arreglos, así como las sesiones de grabación han sido muy plenas y placenteras. Sólo verdad y amor; es lo más importante y lo más difícil. Si ha habido alguna dificultad queda insignificante al lado de lo conseguido.

¿Qué canción le gustaría que fuera suya? ¿Por qué?
Muchas, pero no me preocupa. Una vez que conecto con alguna y la hago parte de mi repertorio público o privado, para mí ya es mía.

¿El arte es una forma de hacer política? ¿En qué sentido?
“El hombre es un ser político por naturaleza” decía Aristóteles. Y una vez el uruguayo Daniel Viglietti, hablando de este tema, me dijo que el artista aislado en su torre de marfil no existe; el aire y la humedad afectan a esa torre, y el ruido y el valor del marfil, etcétera.

¿Con qué dupla compositiva se siente profundamente identificado?
Hay varias, Antonio Carlos Jobim y Vinicius de Moraes es una.
Es muy bueno componer con un “parcero” como decían ellos, yo lo recomiendo mucho. Donde uno se traba el otro resuelve. Soy más cooperativista que darwinista, pero todo vale.

¿Cuál es la canción perfecta?
La que acompaña al momento.
Hay una canción de Milton Nascimento y Fernando Brant (ahí tenés otra tremenda dupla!) que se llama “Canciones y Momentos” que te lo explica muy bien.

¿Qué le gustaría que le preguntaran?
Sobre todo que pongan este link para que la gente pueda escuchar mis canciones.