domingo 09 de diciembre del 2018

Perfecto universo en 88 teclas

"Mi inspiración aparece en paisajes, obras plásticas, fotografías, poemas, recuerdos, experiencias, sensaciones, colores" revela Viviana Dal Santo en El Conversatorio.

dal_santo.jpgEn esta sección nos inmiscuinos en la cocina de los músicos que están dispuestos a abrirnos esa mirilla, para conocer y entender el proceso creativo: esa mixtura de inspiración y trabajo que antecede a las composiciones y a las interpretaciones. Buscamos decodificar estos interrogantes junto a quienes escriben e interpretan música y para ello convocamos a músicos pampeanos o con raigambre aquí para que nos ayuden.

La invitada de hoy es la pianista, compositora y docente santarroseña Viviana Dal Santo, quien ostenta una rica trayectoria fruto de su pasión por la música desde muy temprana edad.

- ¿Cómo empieza su afición a la música?
Empezó cuando tenía 4 ó 5 años y, con mi hermana mayor, pedimos a los Reyes Magos unos pianitos de juguete. En cuanto tuve mi pianito, no me separé nunca más de él. Me sirvió para explorar, para descubrir mi pasatiempo favorito y mi vocación, para crear y para saber que esa iba a ser mi vida.

- ¿El músico nace o se hace? ¿Por qué?
Yo creo que el músico nace con cierta predisposición, gusto, inclinación y talento hacia la música, como hacia otras disciplinas. Sin embargo, si no educamos ese talento o predisposición, que es intuitivo, y no le indicamos el camino a seguir, encontramos enseguida el techo de nuestras posibilidades. En este sentido, creo que es más lo que el músico “se hace” que lo que “nace”. Encontrar alguien que recorrió un camino antes que nosotros y que lo hizo de buena manera, con buenos docentes y con gente de buena voluntad, es fundamental para dar forma a lo que traemos.

- ¿Qué artistas han influido en su vida?
Han influido Stravinski, Debussy, Ravel, Ginastera, Guastavino, Lasala, Argentino Valle y, por supuesto, los maestros que tuve, que han sido excelentes: Diana Lopszyc (en piano) y Eva Lopszyc (en composición).

- ¿Las musas existen? ¿En dónde encuentra inspiración?
Las musas existen como un concepto, como una manera de explicar esa curiosidad, exaltación creadora, sensación o necesidad de expresar algo de una manera en particular. Sin embargo, no suelo pensar en ellas. Mi inspiración aparece en paisajes, obras plásticas, fotografías, poemas, recuerdos, experiencias, sensaciones, colores, etc. Por eso digo que no pienso en ellas, aunque entiendo la idea de representar esos momentos de inspiración con algo casi mágico, milagroso o sagrado.

- La industria musical jamás hubiese imaginado hace algunos años que existirían “plataformas” donde publicar. ¿Qué hay de bueno y de malo en Internet para la música y los músicos?
Para los músicos independientes como yo, creo que todo en internet es bueno, ya que la difusión y la llegada a los oyentes es mucho más fácil y directa. También es una llegada posible. Sin internet, tal vez tendríamos el momento de las presentaciones en vivo y algún disco (con suerte). Hay músicos que se dan a conocer a través de plataformas y redes sociales sin necesidad de pasar por la gran industria.

- ¿Cuáles son sus retos profesionales más inmediatos?
Acabo de presentar mi primer disco “Eco de mi voz” en el Teatro Español de Santa Rosa. El reto es presentarlo en otros lugares de la provincia y más allá también, haciéndolo llegar lo más lejos que se pueda. Además, hay algunos proyectos de obras nuevas, bastante importantes, pero también secretos por el momento.

- Describa el proceso creativo que desarrolla para llegar a una obra
Lo primero que hago es anotar ideas generales, musicales o no. Luego elijo los elementos musicales primarios que me sirven para describir y contar musicalmente esas ideas. Más tarde van apareciendo melodías, fragmentos más o menos completos, armonías, ritmos, texturas, etc. En esta etapa ya puedo elaborar un plan de la obra que, según cómo suene en mi cabeza, tendrá datos, detalles, dibujos, pentagramas, etc. y me servirá de guía a la hora de escribir. Sólo escribo la partitura cuando me siento segura de que todas esas etapas están cumplidas y de que me sirvieron. En ese momento la obra está compuesta y sólo falta la escritura. La escritura no es la obra, sino un modo de codificarla para que otro la entienda.

- ¿Utiliza la tecnología? ¿De qué manera?
Sí, uso programas de edición de partituras para escribir mis obras, he usado editores de sonido para manipular sonidos grabados y lograr obras electrónicas, uso redes sociales para difundir mis obras, para enviar partes a los músicos que las interpretan, para difundir conciertos, para registrarme en concursos y convocatorias, etc.

- ¿Cuál fue el consejo que le cambió la óptica?
Una vez un maestro me dijo, parafraseándolo, que yo tenía que hacer la música que quisiera, más allá de que fuera tonal, atonal, electroacústica, etc. Porque esa música era mía y quien decidía era yo.

- ¿Qué es lo mejor que ha hecho?
No podría decir qué es lo mejor que he hecho; no lo recuerdo o no se me ocurre. Lo que sé es que cada cosa que hago, es de la mejor manera que yo puedo, con las mejores intenciones que tenga y poniendo el esfuerzo que me sea posible. En ese sentido, componer es algo que me da mucha felicidad y lo hago brindándome. A nivel personal, ser tía de mis sobrinitos es algo que creo que hago bien.

- ¿Qué canción le gustaría que fuera suya? ¿Por qué?
No lo sé… En realidad estoy esperando que la próxima obra que componga me guste y me de tantas satisfacciones como algunas que he compuesto. De entre esas, hay unas a las que quiero mucho y me gustan como si no fuera yo la misma persona que las escribió.

- ¿El arte es una forma de hacer política? ¿En qué sentido?
Yo creo que todo lo que hacemos es una forma de hacer política. Aun cuando, como en mi caso, no nos guste demasiado hablar de política o informarnos permanentemente; la forma de estar en el mundo y en el país, la forma de ser ciudadanos, la forma de vivir en comunidad, nos obliga a hacer política con cada actitud. En este sentido, hago política con el arte, aunque mi arte no sea militante ni comprometido con alguna causa en particular.

- ¿Con qué dupla compositiva se siente profundamente identificado?
No me siento identificada con ninguna dupla, en realidad. Tal vez si yo creara poesía, me ocurriría. Pero sólo creo música, a veces tomando poemas de diferentes autores. Por lo tanto, me siento más identificada con compositores que con alguna dupla compositiva en particular. De los compositores, me siento identificada con Guastavino, Ginastera, Aguirre, Lasala, Argentino Valle.

- ¿Cuál es la canción perfecta?
La canción perfecta es aquella que tiene un poema profundo en su contenido y rico en recursos estilísticos, con una música compuesta de la misma manera y con una amalgama entre ellas que las haga inseparables y donde se otorguen un valor extra mutuamente.

- ¿Qué le gustaría que le preguntaran?
Me gustaría que me preguntaran si soy feliz, en la vida y en lo que hago.

Viviana Dal Santo es Profesora de Artes en Música (CREAr), Técnica en Arreglos Musicales (UNL) y Licenciada en Teoría y Crítica de la Música (UNL). Estudió piano con el Mtr. José Luis Juri y con la Mtra. Diana Lopszyc. Estudió Composición con la Mtra. Eva Lopszyc y tomo clases y el Curso de Orquestación para Cuerdas con el Mtro. Gabriel Senanes. Ha actuado en Santa Rosa, Gral. Pico, Victorica, CABA, Córdoba, La Plata, Bragado, Colonia del Sacramento (Uruguay), etc. Fue seleccionada para dar conciertos en La Scala de San Telmo y el Fondo Nacional de las Artes (Ciclo Pertenencia). Sus obras han sido interpretadas en La Pampa, San Juan, Mendoza, Bahía Blanca, CABA y España. En 2009 recibió mención en el Concurso de Haykus Musicales organizado por el Era Musical Ensamble (CABA). Sus obras y arreglos han sido editados en partitura en “Dando Notas” (Dirección de Políticas Socioeducativas de la Nación), “Cancionero de los Ríos” (Honorable Cámara de Diputados de La Pampa) y “Método de iniciación a la flauta traversa” (Universidad de San Juan). Fue Referente en el Encuentro de Compositores Pampeanos (Secretaría de Cultura de La Pampa, 2016).
Viene de lanzar su disco “Ecos de mi voz” que fue presentado en el Teatro Español junto a un grupo de músicos pampeanos.