jueves 23 de mayo del 2019

TRAS LA OBRA

obra5_fantoñana.jpg

Amar la trama más que el desenlace

Hoy en Tras La Obra es Fernanda Antoñana quien acepta participar de este intercambio, y se explaya ahondando en los cómo y por qué de su hacer artístico.

Parafraseando las palabras de Jorge Drexler: "Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener. Entrar y salir de fase. Amar la trama más que al desenlace", -que en su canción aluden al disfrute de un paseo por las calles de Madrid junto un amor-, cabe asociarlas a otras formas o manifestaciones del amor, en este caso el amor por lo que se hace. En este sentido Fernanda es concisa: “No me importa el resultado tanto como el proceso, lo disfruto mucho.”

Fernanda Antoñana es una artista visual nacida en Santa Rosa el 12 de marzo de 1983. Es Maestra Provincial en Artes Visuales, egresada del Centro Regional de Educación Artística, del Instituto provincial de Bellas Artes de Santa Rosa. A través de talleres, se formó en variadas disciplinas artísticas. Desde el año 2003 a la actualidad participó de numerosas muestras y salones de arte, tanto en Santa Rosa como en otras ciudades. Y ha realizado murales sobre temas sociales en distintos espacios santarroseños.

En 2018 lanzó la convocatoria de mail art con la temática “La niñez”, de la que participaron artistas de todo el mundo. El resultado será exhibido en el mes de julio en el Museo Porvincial de Artes.

Aquí, Fernanda nos invita a sumergirnos en las motivaciones y sentimientos que hay "Tras La Obra". Una obra que fluye a través de los más diversos materiales y soportes, y está estrechamente ligada a las emociones, cargada de humanidad e inspirada en la poesía.

- ¿Qué técnica utiliza en su trabajo y por qué?
Me gusta mucho dibujar, pero siempre siento que los dibujos necesitan color, asique termino pintando todo.... No me resisto a la textura y los olores de la pintura. Últimamente utilizo la fotografía y el collage como boceto para realizar mis obras.

Los soportes varían, muchas veces utilizo objetos de uso cotidiano (ollas, botiquín, silla, un paraguas, etc) porque me parece que impacta más, que tiene más fuerza, no los veo como algo inerte, todo lo contrario. Pero también uso hojas gruesas, o bastidores de tela.

Generalmente pintura al óleo, pero si se trata de pequeño formato, uso acuarela o acrílicos, tinta china y de grabado. Me gusta mucho la carbonilla. Me parece que es tan simple, una rama quemada que puede expresar tanto, tan oscura y volátil.

Los objetos siempre están bien definidos con una paleta dentro de todo colorida. Disfruto de mezclar técnicas para poder expresar mis ideas, que no siempre son claras, y se van definiendo a medida que la obra avanza.

No me importa el resultado tanto como el proceso, lo disfruto mucho.

obra4_fantoñana.jpg

- ¿Qué fue lo que definió su vocación?
En realidad yo quería estudiar periodismo, pero terminé anotándome en historia, me pasaba las horas cátedras haciendo garabatos en los cuadernos. Empecé a conocer gente que cursaba en Bellas Artes, y me encanto la idea de iniciar. Para mí era otro mundo, ahora pienso en lo que me estaba perdiendo. Jamás había pisado un museo de artes, y recuerdo que la primera vez que vi un cuadro de Frida Kahlo en Buenos Aires, sentí algo muy especial, eso no me lo olvido más.

Quizás lo que mas definió mi vocación fue comprender que el arte y la cultura son una gran herramienta de comunicación, que puede hacer un gran aporte al cambio social.

De hecho desde mi lugar como docente, intento trabajar relacionando la expresión emocional junto con temas como los derechos, cuestiones de género, valores, etc.

- ¿Cuál es su formación?
Estudié en el Instituto Provincial de Bellas Artes dibujo y pintura.
Gracias a una beca del Instituto Nacional de Teatro pude hacer cursos en Buenos Aires, de escenografía, maquillaje teatral, y máscaras de látex.

Trabajé en el taller de títeres de nuestra ciudad, donde aprendí de construcción y manejo de éstos y tuve la suerte de conocer a Aldo Umazano y a unas hermosas compañeras.

De la mano de mi amiga Mónica Arribillaga empecé a hacer murales, que me encanta, porque el arte en las calles llega a todo el mundo.

He participado de talleres cortos, por ejemplo con Rubén Sassano, Cecilia Pérez Martin, Paula Rudolff, etc.

Me sigo formando más que nada en temas relacionados a la educación ya que me desempeño como docente de Artes Visuales en escuelas públicas.

Trato todos los días de poder trabajar, ya sea desde un boceto, experimentar alguna técnica, o arrancar una obra que quizás nunca termine. Creo que el trabajo diario es lo más eficiente pero esta buenísimo no estancarse y poder aprender de otros.

fernanda_antoñana.jpg

- ¿Fusiona usted su disciplina con alguna otra manifestación del arte o la cultura?
Siempre trato de participar en convocatorias, y en el año 2018 se me ocurrió que podía también hacer una. Me gusta mucho el mail art, o arte correo. Publiqué en las redes sociales las bases, y artistas de todo el mundo enviaron sus obras por correo postal con la temática “La niñez”. Recibí algo de 100 cartas de lugares como, Uruguay, Brasil, Croacia, España, etc. Gracias a ésto me mantengo en contacto con personas de distintos países. Lo recibido tiene una diversidad de técnicas y soportes muy ricos y variados. Estamos esperando que llegue el mes de julio para exponer en el Museo Provincial de Artes, pero la idea también es que recorra otros espacios alternativos. Mientras tanto se puede ver todo en mi página de facebook que se llama ARTE CORREO LA NIÑEZ.

- ¿Qué temas son los que más le interesan? 
Me interesan temas relacionados con la historia y distintos acontecimientos, también los Derechos Humanos. He participado en convocatorias referidas por ejemplo con el día de la memoria, sobre la violencia hacia la mujer, HIV, la inmigración, día de lucha contra el cáncer infantil, etc.

Tengo una serie de paisajes, pero no me interesa representar la realidad, sino la sensación y aquello con lo que me conecta.
Me gusta mucho hacer personas, hace mucho, charlando con un amigo, le comenté que me costaba hacer obras donde no existan figuras humanas, y me dijo que posiblemente se relacionaba eso con la sensación de soledad.

- ¿De qué se alimentan sus procesos creativos?
Por un lado la obra de poetas y escritores como Alejandra Pizarnik, Juan Carlos Bustriazo Ortiz, Sábato, entre otros, generan imágenes muy profundas y que me emocionan.

Muchas veces de situaciones y sentimientos. Hay un deseo de marcar el presente, de expresar con colores, con luces y sombras algo más individual.

Me gusta ver obras de otros, descubrir distintos artistas, sus biografías. Me apasiona comprender todo lo humano que hay en las obras.

A veces me motivan situaciones que me cuentan, cosas que le pasan a la gente, o las noticias de un diario.

Muchas veces salgo a caminar y junto pequeñas cosas en las que puedo inspirarme. En mi taller podés encontrar plumas, huesos, tengo un nido de pajarito, piedras...

- ¿Cómo describiría su estilo?
No se, tuve que pedir ayuda acá!!! Versátil, flexible. Hago lo que realmente quiero, ya sin miedo. Me siento muy libre a la hora de crear, y eso es lo que más disfruto. No me interesa el arte como belleza pura.

- ¿Qué es lo que le deja cada obra?
Una sensación liberadora

- ¿A quién admira?
Me gustan muchos artistas, creo que debería darse a conocer más la obra de artistas mujeres. Lola Mora, Frida Kahlo, Liliana Porter, SARA FACIO.

- ¿Qué significa para usted el arte?
Me parece que es un modo de expresarse, muy poderoso, y que está lleno de humanidad. Es una manera de hacer política, de crear conciencia, de manifestar quien sos y como ves el mundo.

antoñana_obra.jpg