viernes 14 de agosto del 2020

El conversatorio: Cristian Gonzalez

Moloko00.jpg

El caos inspirador.

Cristián González es un “comunicador”, entiéndase esto como una persona que busca expresar sus ideas y pensamientos por donde fuere y como fuere, prefiriendo para ello el micrófono como vehículo. Ha producido y conducido programas de radio –entre otros placeres- y es la voz cantante de Moloko, una rabiosa banda de rock pampeana para cuyos canciones afila especialmente la bic.

En esta sección intentamos conocer y entender el proceso creativo que antecede a las obras, pero también a las interpretaciones; porque un “cantante” o un “intérprete” realiza una “dramaturgia” de la canción, le agrega su visión, su color, su opinión: le da una tonalidad que la hace irrepetible, la transforma, la empuja a la adultez, la embellece. O la condena.

Pretendemos decodificar estos interrogantes con nuestros creadores. No es el objetivo desentrañar el misterio de la creación, pero sí intentar entender el proceso creativo como una mixtura de inspiración y trabajo. Es por eso que convocamos a músicos pampeanos o con raigambre aquí, para que nos ayuden.

¿Cómo empieza su afición a la música?

El entorno es fundamental: lo que ves, lo que percibís, lo que sentís. Me crié en Arata, amo mi pueblo y todo lo que me dio; y la música viene de ahí. No había punk, no había hardcore, no había metal. Había guitarra y bombo y danzas folclóricas y malambo y zapateo y allá fuimos y nos curtimos, cinco años en la Academia de “Juan de los Santos Amores”; bailé, toque el bombo y hasta revoleé boleadoras.

En casa había música, mucha música, por lo menos en los estantes, discos sin tocadiscos que contemplar y casetes que hurgar y probar y escuchar y la Propaladora de Cachito! Altoparlantes colgados en la avenida principal que cada mañana te regalaban canciones y publicidades varias!

La música está desde siempre, solo había que cambiar el tempo!

¿El músico nace o se hace? ¿Por qué?

Seguramente hay un componente innato, un designio biológico y por supuesto que hay una herencia recibida, un bagaje cultural incorporado y acumulado de generación en generación, quizá no de un familiar directo, pero sí remoto, de los orígenes de la Humanidad y está ahí esperando ser despertado, esperando el estímulo que lo traiga a la luz.

Creo que todos y todas lo somos en cierta forma, algunos más virtuosos, otros hacemos lo que podemos, pero está ahí! El mercado se encargará de seleccionar y de decir ¿quién es quién?, que me importa lo que diga, es lo que yo siento, lo que sienten cada uno y cada una cuando expresan su música, cualquiera sea, entonces un poco se nace y otro poco se hace! Y lo más hermoso es hacerlo como nos nace!

¿Qué artistas han influido en su vida?

La Polla Records me la dio en la pera! Antes fue la triada del sistema claro! (Pistols, Clash, Ramones), Violadores, Attaque, Dos Minutos, Flema, el copetín nacional de punk rock! Hay un disco, dos en realidad, Invasión 88 y Mentes Abiertas, un caño! Reveladores para mí! Hermética otra voladura de peluca! Black Flag, Rancid (del norte), Fun People, N.D.I de estos pagos. Dead Kennedys sobrevolándolos a todos! Uff! me siento un poco parte de todo eso, seguro se me escapa alguno que otro, en fin, lo que no se me puede escapar es el disco en vivo grabado en Obras en 1984 de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, encontré el casete en casa a fines de los ‘80 principios del ‘90 creo, lo escuché encerrado en la pieza, solo, me partió en mil pedazos, me temblaba la cajita y el librito del casete en mis manos, recuerdo que lloré un montón, como hoy cuando lo recuerdo, esa fue una experiencia sublime, nadie me tuvo que decir nada ya lo había entendido todo.

¿Las musas existen? ¿En dónde encuentra inspiración?

El Universo es la inspiración, tenemos que abrir nuestros sentidos para percibirlo, estamos estimulados todo el tiempo y nuestro estado irá haciendo una caprichosa selección de lo que nos llega. Mi más preciada inspiración es el caos, el bardo, el quilombo, todo lo bueno llega desde ese lugar, un gran despelote que como resultado final arroja una canción que lo refleja o lo supera y lo deja atrás, pero que siempre parte de ahí! No hay inspiración en un estado de bienestar, solo hipocresía.

La industria musical jamás hubiese imaginado hace algunos años que existirían “plataformas” donde publicar. ¿Qué hay de bueno y de malo en Internet para la música y los músicos?

Partir del término “Industria musical” ya me hace ruido. Para mí “Industria” supone un manoseo, una distorsión, un regurgitar, un preparar para un consumidor determinado “algo” y eso es lo que, normalmente, de una forma u otra venimos consumiendo de forma continua desde hace mucho tiempo, en todos los sentidos. De esta manera, no todas las expresiones culturales o manifestaciones musicales trascendían; en fin, solo algún puñado daba el salto luego de acomodarse al paladar del Mainstream. Todo lo demás daba vueltas por ahí afuera. Para mi modo de ver ahí está lo mejor, lo auténtico y eso estuvo siempre y hoy sigue con el avance de estas plataformas.

En los ’90 los casetes grabados cruzaban todo el país de mano en mano, de antro en antro, había un ritual en torno a eso! El hecho de poner un casete grabado de manera casera y andá a saber dónde! y darle play era un acto artístico en sí mismo! Hacer las copias, pintar las tapas, tener las cajitas en tus manos y escuchar la cinta durante horas solo o con amigos y amigas, ya era un ritual y ni hablar de los discos o los casetes originales! Éxtasis!

Y ahora están estas plataformas! Está todo, ¿está todo? Y quizá sólo tenés que buscar, pero el avance tecnológico trae consigo otra cuestión -a mi entender- que es la inmediatez y lo efímero de esta vertiginosidad. El ritual ya no está, hay millones de sonidos esperando, nada de tiempo para disfrutarlos, el sistema ganó de nuevo acá también, el consumidor quiere más, quiere todo y ya nos perdimos en la sobreinformación.

Pero el ritual sigue estando ahí, para el que busca y no se conforma con lo regurgitado.

¿Cuáles son sus retos profesionales más inmediatos?

Mantenerme Real!

Describa el proceso creativo que desarrolla para llegar a una obra

Todo está en la cabeza todo el tiempo, está en el ambiente, en lo que consumimos, forma parte de mí –supongo- y el Universo dispara señales y señales y señales y quizá estás pensando cualquiera pero la información llega igual. Siempre hago muchas cosas al mismo tiempo, escucho música y trabajo y en casa estoy rodeado de estímulos visuales y libros y en la calle mientras camino o ando en bici voy cantando y observando y renegando y puteando y entonces alguna frase se abre paso entre la contaminación, la anoto, escribo lo que surge siempre, miles de papelitos dan vuelta por mi casa, algunos se perderán otros pasarán a los cuadernos y ahí irán tomando forma. Me encantaría sentarme bajo algún alero con mi guitarra a contemplar el horizonte y que los versos fluyan, pero no sé tocar la guitarra, no tengo alero, en el horizonte está en relleno sanitario y los versos me gustan más cuando se vomitan.

¿Utiliza la tecnología? ¿De qué manera?

Nunca me llevé con la tecnología, siempre renegué bastante de su carácter alienante, entonces trato de que sea un vehículo para llegar a otros espacios; pero no me determina.

¿Cuál fue el consejo que le cambió la óptica?

Seguramente me dieron muchos consejos a lo largo de mi camino, supongo que algunos pude seguir, me entristece no tener recuerdos de conversaciones que me cambiaran la vida, esos momentos con tus viejos o abuelos o amigas y amigos o simplemente perfectos desconocidos que se cruzan y te marcan. Pero hablando de marcas, sí recibí unas cuantas trompadas y varias cicatrices bien visibles que fueron acomodando el carro, pero nunca lo pusieron en la huella. Son marcas “por hacer”, nunca por dormir, en fin, entonces la frese es: Hacelo vos! Hacelo como puedas, con lo que tengas, como te salga, pero hacelo! Sacalo de adentro, escupilo, gritalo, pateá, rompé, pero nunca te quedes en el molde.

¿Qué es lo mejor que ha hecho?

No aflojar, meterle ganas, pasión, contra toda adversidad, contra toda autoridad.

¿Qué canción le gustaría que fuera suya? ¿Por qué?

“Mogollón de gente vive tristemente y van a morir democráticamente”. Ellos dicen Mierda, de la Polla Records, porque en esta absurda derrota sin final solo nos mantiene de pie el orgullo, saber qué no queremos ser; es un comienzo.

¿El arte es una forma de hacer política? ¿En qué sentido?

Todo acto es político, dirán aquellos que se aprendieron el versito ante otros aquellos que dicen que de política no hablan jeje.

Y sí, es así, todo acto es político y toda manifestación artística también lo es, puede no tener ningún tipo de compromiso con nada, ser todo lo banal y superficial que quieras y también es político; y quizá es más político que una manifestación explicita! ¿Porqué? Porque te saca, te pierde, te politiza haciéndote apolítico y ya te cagó y mañana cuando despiertes tarareando la canción del Rey Sol Marquesi… bueno quizá no haya un mañana.

Entonces, si todo acto es político vamos para adelante, explícitamente, de frente mar, dejándolo todo cada vez, bardeándola siempre y a bancarse el sogazo.

Seguro que decir lo que pensás te cierra más puertas que las que abre, pero no dejás de ser vos! Aquellos y aquellas que tenemos la suerte de poder estar frente a otras y otros y cantar, gritar, decir, tocar, bueno... tenemos una oportunidad única y ¿qué vamos a hacer?… ¿Vamos a ser consecuentes con el mainstream por querer pertenecer o vamos a cuestionar y demoler las estructuras hediondas que nos trajeron hasta acá?

Entonces, el arte es político en todos los sentidos pero sobre todo en el sentido que le da quien lo interpreta y quien lo percibe (y ese será otro sentido).

¿Con qué dupla compositiva se siente profundamente identificado?

No se demasiado de duplas, creo que Strummer y Jones fueron geniales en los Clash.

¿Cuál es la canción perfecta?

La canción que te saca del letargo es la perfecta, la que no te hace permanecer indiferente, la que te hace actuar, romper, gritar! Serán diferentes canciones en diferentes momentos de la vida pero lo que generan siempre es movilizador y si después de escucharla no querés escupir la adrenalina que brotó de adentro, bueno, quizá no era la perfecta; y a seguir buscando.

¿Qué le gustaría que le preguntaran?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

BIO

En primera persona, el Gallego nos cuenta que:

“Nací en la República Separatista de Arata, La Pampa, un 7 de diciembre de 1976, mi gran pasión es la Radio y a principio de los ’90s ya hacia algunos programas en FM Odisea.

Con el apoyo incondicional de mis padres y su perseverancia me di una vuelta por Córdoba, estudié, trabaje y me mandé muchas cagadas. Ya con el título de Licenciado en Comunicación Social bajo el brazo me pegué la vuelta al pago, la pérdida de mi padre me trajo de regreso.

Fui Librero, Funebrero Repartidor, Remisero, Mozo, Periodista, Atorrante y Caradura. Cuando el fondo estuvo cerca, me vine a Santa Rosa a buscar otro fondo, supongo, eso fue allá por el 2007.

Ya en la capital, tuve la suerte de estar en diferentes espacios que me abrieron las puertas y a los cuales estoy profundamente agradecido: pude ser parte de la Sientorock, Sonar, La Tosca, Kermés, Somos La Pampa, Red Difusora, Cadena 90 y descubrí mi predisposición innata a quemar pizzas en Pizza Allegre!

Actualmente me desempeño como técnico y camarógrafo en CPEtv y soy realizador del programa “Maquinas sin Tiempo”, que se emite por Canal 3.

Pero esta es la parte aburrida, lo mejor fueron las amigas y amigos que encontré en todo este camino y las experiencias increíbles que compartí con todas y todos, mi familia rejuntada, mis grandes amores Luna y Mora, y la llegada de mi hijo Evaristo.

Uff! Y casi me olvidaba el porqué de estas líneas: desde hace más de 10 años nos juntamos con unos amigos y le dimos forma a Moloko. Amor y Libertad.”

(Imagen de portada: Jess Andrea Canales)