viernes 19 de octubre del 2018

Literatura compartida en Toay

El sábado por la noche, se llevó a cabo en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario una jornada de charla y lectura a cargo de la escritora española Concha García.

concha

La poeta que desde hace varios días se encuentra en nuestra provincia recorriendo diferentes espacios culturales, se presentó junto a los escritores locales, Dora Battistón y Miguel de la Cruz, en una actividad organizada por la Asociación Pampeana de Escritores (APE) y la Municipalidad de Toay.

Durante el encuentro de diálogo y lecturas junto a los escritores pampeanos, se abordó la relación con los diferentes escenarios de la Patagonia, incluida La Pampa.

“Mi relación literaria y con el paisaje -porque no soy una poeta que busca restaurantes exquisitos quizás lo que menos me interesa es buscar las comidas típicas-, eso por un lado y por otro, compartir literatura con mis compañeros”, comentó García.

Asimismo, también se hizo referencia a poemas de su último libro que se titula “Las Proximidades” y que forma parte de la trilogía que García inició con Acontecimiento (2008) y continuó con El día anterior al momento de quererle (2013).

Recorrido. La escritora andaluza destacó el buen trato durante su estadía y se mostró “pendiente” de los amaneceres y atardeceres.

“Yo diría que la luz es perturbadora en el buen sentido de la palabra. Hay mucha variación de tonos en pocos instantes, no es que en España no haya, por ejemplo la zona de la mancha es muy bonita pero no están contundente”, ejemplificó.

García destacó el paso por Telén en donde descubrió la obra del escultor Rubén Schaab, la visita a Leuvu Có y el Atelier de Ortíz Echague. “Me impresionó mucho el relato de esta familia porque su arribo se da en consonancia con el inicio de la Guerra Civil Española”.

En tanto que también en su visita a Toay se refirió a la poesía de Olga Orozco y dijo que “marca una senda cuando una es más joven, porque en España la poesía era más circunscripta al ámbito del hogar, a la familia y al amado desde un lugar de pérdida no desde un lugar gozoso. Y Olga me abrió una puerta para que contemplase otros tipos de imaginarios, porque cuando eres joven a medida que van ingresando mas imaginarios poéticos, mas se engrandece tu cultura poética”, enfatizó.