lunes 09 de diciembre del 2019

Soplaron nuevos vientos poéticos

vientosurb_1.jpg
El segundo encuentro de “Viento Sur”, grupo de amigos de las letras formado por poetas, editores, críticos y comunicadores amantes de la literatura se celebró el último sábado.

El grupo convoca un encuentro por mes para compartir lecturas y reflexiones en torno de los temas de interés. En la primera edición se presentó el libro Cartas para Eloísa de Virginia Casullo, joven poeta. Se celebró, al igual que este segundo encuentro, en Bistró Café, en 9 de Julio al 200. Y como en aquella oportunidad desarrollada el primer sábado de mayo, el 8 de junio se congregó un público nutrido para escuchar a Lisa Segovia, Susana Slednew y Patricia Bonjour. El tópico del evento fue el Agua.

En próximas ocasiones se abordarán los restantes elementos: Fuego, Tierra y Aire. Un grupo de Facebook llamado “Viento Sur” considerará las ofertas de poetas que quieran compartir sus trabajos sobre los tres elementos restantes. El sitio está abierto también para que el público pueda difundir textos o reflexiones.

vientosurb3.jpg

Con miradas absolutamente diversas sobre la valencia del agua en términos simbólicos y emocionales, las tres poetas brillaron. Susana Slednew leyó una serie poemas de su libro “Lavar la vida”, cuya particularidad es la pátina de saber filosófico que nos llueve a los lectores al contacto con sus imágenes. Lisa Segovia leyó poemas en los que el agua se torna violenta, peligrosa. Agua salada que por más abundancia que proponga no hace sino aumentar la sed, aguas que “te hunden o te sacan a flote”, según definió la misma poeta. Un poema destaca entre su selección: encaramada en un puente colgante, la voz nombra el vértigo de soltar las manos y provocar la caída final a un río convulso. El cuento “El río”, de Cortázar, también fue telón de fondo de un poema “Viaje Astral III” cuyo paisaje parisino recuerda también las descripciones de Rayuela, el suicidio de Pizarnik y una atmósfera innegablemente tocada por la poesía.

Patricia Bonjour compartió la experiencia conmovedora que vivió en la niñez cuando su ciudad, Epecuén, quedó sepultada bajo las aguas. Leyó algunos poemas publicados en 2015, pero también le regaló al público dos inéditos.

Una introducción teórica sobre el elemento agua estuvo a cargo de la profesora Gisela Colombo y un video con las fotografías tomadas por Bonjour y su padre, de las ruinas de Epecuén, se proyectó como corolario. Las fotografías de Laura Cecilia Mondaini registraron con gracia todo el evento.

También, trabajadoras del Centro Municipal de Cultura realizaron una intervención como parte del plan de lucha que llevan adelante.

Siete Sellos, y Pablo Fontana, en su representación, han propiciado este grupo que se dedicará próximamente al siguiente encuentro, cuya información de fecha y sitio estará disponible pronto en Telón Pampeano.

vientosurb2.jpg