lunes 19 de agosto del 2019

La obra de Morisoli, declarada Patrimonio Cultural Provincial

Edgar-Morisoli.jpg

A instancias de la Secretaría de Cultura del Gobierno de La Pampa, el Poder Ejecutivo decretó la declaratoria de Interés Provincial Cultural a la obra literaria de Edgar Morisoli (Decreto Nº 4201/18).

Consecuentemente y mediante intervención previa de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural, la Secretaría de Cultura incorpora al Registro Provincial de Patrimonio Cultural la “Obra literaria del escritor Edgar Morisoli” bajo el Registro Provincial Nº 50 (Resolución 167/19), conforme a la Ley Nº 2083 (Registro Provincial de Patrimonio Cultural).

El organismo provincial de Cultura destaca que la obra de Morisoli es de suma relevancia, siendo deber del Estado compartirla en bibliotecas populares, centros de cultura, establecimientos educativos, a los fines de su divulgación, ya que constituye un gran aporte al conocimiento de la historia, modos y paisajes pampeanos.

La poesía, narrativa y producción general de Edgar Morisoli son consecuentes -en claridad y hechura-, con su propia vida militante y sencilla, muestra de ejemplo de cómo ser un buen vecino, un buen ciudadano y hermoso habitante de nuestra provincia.

Entre los fundamentos de la declaración de interés, se destaca que Edgar Morisoli es uno de los mayores poetas que ha dado La Pampa a través del siglo XX e inicios del XXI, siendo uno de los pilares fundamentales en la construcción de cierta “pampeanidad”. Muchos de sus poemas han sido musicalizados y exceden los límites provinciales, lo que lo convierte en un poeta americano, universal.

Sus trabajos de los años `59 al '74 Salmo Bagual; Solar del Viento; Tierra que sé; y Al Sur crece tu nombre; describen una realidad cabal del Sur y Oeste pampeanos.

Además, los seis textos que integran “Obra callada”, identifican la misma con el período más oscuro y sangriento de nuestra historia, sin dejar de lado el amor y la narrativa de los desiertos de La Pampa occidental y el drama de nuestros ríos.

Obras como: Cancionero de Alto Colorado, Bordona del otoño / Palabra de intemperie; Hasta aquí la canción; Cuadernos del rumbeador; La lección de la diuca; Última rosa, última trinchera; junto a Un largo sortilegio y Tabla del náufrago; rescatan el paisaje, construyen una épica de héroes anónimos que pueblan La Pampa, y su escenario de “despojos, genocidios y grandes éxodos, pero también de resistencias populares”.

A lo largo de los años, Edgar Morisoli ha sido distinguido ente otros, con el Premio Testimonio que otorga el Gobierno de La Pampa y el Premio a los Creadores, del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Es socio fundador de la Asociación Pampeana de Escritores (APE), integrante de la Asociación de Poetas Argentinos y Miembro de Honor de la Fundación Argentina para la Poesía.