viernes 22 de noviembre del 2019

El libro sobre Paulino Ortellado fue presentado en CABA

En una nueva edición del ciclo literario Extramuros, la Casa de La Pampa en Buenos Aires y la Asociación Pampeana de Escritores presentaron el jueves en la delegación provincial el libro “Paulino Ortellado. Un guitarrero pampeano”, editado por UPCN La Pampa.

AAlibro paulino caba

Participaron del encuentro el investigador Sergio De Matteo -quien tuvo a su cargo la compilación del libro-, el escritor Pedro Patzer y los músicos Julio Argentino Aguirre y Carlos Loza.

Estuvieron presentes la senadora nacional por La Pampa, Norma Durango; el subdirector de Casa de La Pampa, Pablo Rubio; y los responsables de las áreas de Cultura y Administración, Cristian Accattoli y Verónica Ramos, respectivamente.

“Nos pareció interesante recuperar la historia de Paulino Ortellado por el significado que tiene para la guitarra pampeana pero también para la guitarra universal, por la marca que ha quedado registrada por sus bordonas y el atractivo de sus afinaciones raras o del famoso ‘temple del diablo’ que son una serie de afinaciones abiertas que hacen sonar la guitarra de forma diferente. Muchos guitarristas se acercaron a La Pampa para aprender esas afinaciones que se las pasaron a Paulino Juan Guarda y el gran guitarrista de La Pampa Guillermo Mareque”, explicó De Matteo.

El libro cuenta con el arte fotográfico de Joaquín “Jimmy” Rodríguez y fue presentado en Santa Rosa el pasado 4 de septiembre en el Centro Provincial de Cultura Medasur, con la presencia de Juan Falú.

“Paulino Ortellado. Un guitarrero pampeano” recopila diversas entrevistas, crónicas, poemas y partituras que hacen referencia al maestro de la guitarra provincial. El trabajo destaca algunas particularidades de su historia, su origen, sus manos, el estudio del instrumento, pero también rescata las referencias de diferentes artistas que arman un mapa simbólico del guitarrero pampeano.

Pedro Patzer, uno de los grandes batalladores por el rescate de la cultura popular, asegura que el nombre de Paulino Ortellado le genera “esos sonidos de las Argentinas secretas, Argentinas profundas, de las Argentinas escondidas. Esas Argentinas que por la colonización cultural en Buenos Aires no conocemos. Acá podemos hablar de Hendrix, de Segovia, de Kurt Cobain, pero no conocemos a todos los Paulinos Ortellados de toda la Argentina, a estos genios que pueden estar en La Pampa, en Cuyo o en el Litoral”.

“Cuando estemos perdidos porque nos quieran obligar a seguir el rumbo cultural del GPS de Google, el de copiar y pegar, nosotros apelamos a los otros GPS, a los Paulinos, a los Bardinos, a los Bustriazos, a los Morisolis, a Olga Orozco y a tanta gente que nos enseña a ser más nosotros. Lo mejor que podemos hacer es encontrar a estos Paulinos y que estos Paulinos con sus guitarras, con sus sonidos, con sus obras, nos muestren el rumbo”, concluyó Patzer.