martes 01 de diciembre del 2020

Las letras pampeanas se dieron cita de manera virtual

APE_letras_2020.jpg

La Asociación Pampeana de Escritorxs realizó ayer el XXXIV Encuentro de las Letras Pampeanas, que sesionó con el nombre “Myriam Lucero – Edgar Morisoli”.

El mismo se llevó a cabo por plataforma Zoom y se transmitió en vivo por el Facebook de la institución.

"Como el mundo cambia aceleradamente desde la irrupción de la pandemia de coronavirus hemos tenido que modificar el tradicional evento que reúne a poetas, escritorxs e investigadorxs. No sólo los seres humanos están transformando su trama de relaciones y comportamientos, sino que también las diferentes instituciones y organismos estatales como privados deberán instrumentar adaptaciones a los tiempos emergentes", expresaron.

"Como todo los años el propósito es compartir un espacio de encuentro que, en esta oportunidad, debido a la pandemia Covid-19 será de forma virtual. APE se ha sumado al reconocimiento que se le brinda a Olga Orozco en el Centenario de su nacimiento, ocurrido en Toay el 17 de marzo de 1920 con el nombre de Olga Nilda Gugliotta Orozco; organizando una serie de actividades como talleres, programas de radio, charlas y la presentación de una obra de teatro, pero por los protocolos sanitarios debieron suspenderse.

Por eso, ante dichas circunstancias, ha decidido organizar el encuentro de las letras focalizado en la obra de la poeta, escritora y periodista pampeana que, en esta oportunidad, constó en la presentación de los dos libros publicados por la Universidad Nacional de La Pampa conjuntamente con la Editorial Teseo: Los juegos de espejos: Poética y subjetividad en Olga Orozco (Tomo I) y Médanos fugitivos: Poética y archivo en Olga Orozco (Tomo 2), compilados por Graciela Salto, Dora Battiston y Sonia Bertón, edición con estudios de especialistas del país y del exterior; y la conferencia “Pastora de abismos”, dedicada a la obra poética de Olga Orozco, que brindó el poeta e investigador Jorge Boccanera.

Un poco de historia.
Como consta en numerosas bibliografías, el nacimiento de Olga Nilda Gugliotta Orozco había ocurrido en Toay, La Pampa, el 17 de marzo de 1920. A los 8 años abandona la provincia con su familia y se radican en la ciudad de Bahía Blanca (Buenos Aires).

Orozco escribe: “[..] mi casa, la única sobreviviente familiar que me queda. Cuando me fui de Toay, la encontré en cada casa donde viví. [...] Dije ‘cuando me fui de Toay’ ¿Me fui del todo alguna vez? Toay es una puerta que se quedó abierta para siempre en mi memoria y por la que podía entrar a mi antojo para encontrar la fiesta o el sosiego” (en el Libro de Oro del Centenario de Toay, 1994).

No haremos un racconto de su trayectoria que ya es conocida por sus lectores, pero si algunas consideraciones de su obra y, por sobre todo, destacar algunos datos puntuales de su presencia en la provincia de La Pampa.

Tanto institucional como personalmente, Olga Orozco tuvo relación con la provincia y sus escritorxs con mayor asiduidad cuando se interesa en recuperar su casa (“La casa”), para transformarla en un espacio cultural. Comienza a reencontrarse con La Pampa en la década de 1990. Una de las intermediarias es la subsecretaria de Cultura Norma Durango, que no sólo está a disposición de la escritora sino que trabaja afanosamente en el objetivo de resignificar el hogar natal de Orozco. Es así que en 1992 se realiza la transacción y a partir de 1994 se abre como Casa de la Cultura de Toay, albergando al museo del pueblo y la biblioteca popular. Desde 2003 funciona como Casa Museo Olga Orozco, dedicado exclusivamente a su figura y su obra, además se halla en custodia su biblioteca personal.

Cabe destacar que presenta en su casa natal de la localidad de Toay su último libro publicado por la editorial Emecé en 1995, La luz también es un abismo; del cual dirá Rosario Bléfari: “contestación, segunda parte o reverso de La oscuridad es otro sol (1967)”. Esta actividad sucede un 17 de noviembre de 1995 (se reitera al día siguiente en el Consejo Deliberante de la ciudad de Santa Rosa), donde participa como presentadora la poeta y docente Dora Battiston, que es una de las más importantes investigadoras de la provincia de La Pampa que ha profundizado en las obras de Juan Carlos Bustriazo Ortiz, Juan José Sena y, también, Olga Orozco. En aquella oportunidad Battiston resaltó: “Aquella presentación fue un momento fuera de la realidad”.

El 17 de agosto de 1996 en el Auditorio “Juan Carlos Bustriazo Ortiz”, del Centro Municipal de Cultura de Santa Rosa, expone la conferencia “Oliverio Girondo frente a la Nada y lo Absoluto”. Invitada por la Asociación Pampeana de Escritorxs participa en octubre de ese mismo año en el XII Encuentro de las Letras Pampeanas “Profesor Ricardo Nervi”.

Más recientemente, APE colabora en la fundamentación del proyecto presentado por el Diputado provincial Eduardo Tindiglia, en donde se propuso declarar el año 2020 como “Año del Centenario del Nacimiento de Olga Orozco”, en conmemoración de tal acontecimiento. También es incluida en la cartelería del Paseo de los Poetas en el Parque Provincial Parque Luro, iniciativa de las Secretarías de Turismo y de la Mujer del Gobierno de La Pampa, y la Asociación Pampeana de Escritorxs.