lunes 21 de agosto del 2017

El Hombre del Sur

Una gran pérdida para la Cultura de La Pampa. Nos deja huérfanos un ser humano entrañable, excepcional.

Hoy se fue una de las voces más contundentes de la comarca. Guillermo Herzel es –la velocidad de los sucesos y la negación manifiesta de éstos me impiden escribirlo y pensarlo en pretérito- el compromiso y la solidaridad hechos palabra. Un escritor sin par que luchó, metió el cuerpo, en la causas nobles de la Humanidad, con sus convicciones y su voz como herramientas. Trabajó con acciones para la unificación de la “patria grande”, como le gustaba referirse a Latinoamérica.

Con su lucha, muchas veces silenciosa, nos enseñó a muchos; pero además se fue un hombre adorable, por donde se lo mire, solidario como pocos, predispuesto para todo y cultor de los abrazos.

En febrero de este año tuve la oportunidad de entrevistarlo con motivo de la apertura de la sección Las XV de Telón. No es tan común poder charlar con alguien a quien se admira profundamente; es difícil perder eso que ni se a veces bien qué quiere decir, la “objetividad”. Porque no la podría haber tenido con El Guille, ya que lo quería como quien quiere a un referente, y lo admira, porque Herzel no tenía miedo ni vergüenza. Ni de demostrar cariño ni de manifestar firmeza contra las injusticias.

Hombre del camino, era habitué de las comunidades mapuches del Sur, donde era querido como uno más. Las visitaba periódicamente y, entre mate y charla, iba haciendo un relevamiento escrito y fotográfico.

Quedará su obra, vasta, rica, intensa, emocionante. Hasta siempre Hombre del Sur.

Compartimos a continuación la entrevista publicada el 6 de febrero de 2017.

Herzel es un "activista" de la palabra. Autor comprometido con su tiempo y la gente de la tierra, es nuestro invitado en las XV.

Hoy tenemos un convidado de lujo en Las XV, este intercambio de Telón Pampeano. La idea es hacer interactuar a los artistas, hacedores culturales y personas relacionadas con las artes y el espectáculo, con los lectores. A la vez también se pretende que con este sondeo los propios consultados “descubran” rasgos de su personalidad y de su trabajo que quizás estaban un poco más abajo de la superficie. Es por ello que homenajeamos con esta sección al imbatible “Cuestionario de Proust”, aggiornándolo a la temática y los personajes que nos interesa, para que conozcan facetas guardadas, para que confirmen suposiciones y/o para que se entretengan con las respuestas.

La hondura en la voz de Guillermo Herzel se condice absolutamente con lo que escribe, con lo que dice y con lo que piensa. Esa profundidad se logra –invariablemente- cultivándose, es decir leyendo a modo de estudio y viviendo las experiencias con la piel. Pero además, este “hombre del sur”, fonéticamente hablando, tiene una voz espesa, dulce pero firme, que queda grabada en la memoria.

Precisamente es el autor e intérprete de dos cantatas, “Trigo y discordia” (musicalizada por Mario Figueroa – 2002) y “Canto Continente” (con Alberto Acosta – 2013), género magistral de la música y poesía que ha dado en Latinoamérica, y más precisamente en Argentina, piezas descomunales como el Taky Ongoy de Víctor Heredia y La Forestal de Enrique Llopis, por nombrar sólo dos, contemporáneas.

Pero antes, en la década del ‘80 realizó los textos de “Canto a la tierra que habito”, un trabajo en conjunto con el grupo Cultrúm con el que anduvieron buena parte del centro y sur del país. “Intentábamos demostrar los motivos de aquella poesía y aquellos ritmos”, según palabras del propio Herzel. En 1989 con ese grupo, junto a la Agrupación Pampeana Confluencia, Julio Domínguez “El Bardino”, Pedro Cabal y un cuerpo de baile conformado por bailarines de General Pico y Quemú Quemú, dirigidos por el profesor Margallo representaron a la provincia como delegación oficial en el Festival Nacional del Folklore de Cosquín, con un texto que reivindicaba los derechos sobre el río Atuel.

En los ‘90, con el grupo Amarcanto, hizo “Homenaje a una raza que habitó mi tierra” y en el 2008, cuando se celebró el centenario de Guatraché, participó de la presentación del “Coral de la Memoria”. (Click en los títulos para ver los videos).

Herzel nació y vive en Guatraché, su bastión en La Pampa, y es un referente indiscutido de las letras y el pensamiento desde Sur. Es un defensor acérrimo de los derechos de los pueblos originarios, ferviente anti imperialista y una persona íntegra en idea y acción.

“Trabajemos por una gran patria latinoamericana liberada del poder mundial, de los que trabajan para ello y de toda forma de ignorancia”, proclama.

herzel_rotadir02.jpg

 

1. ¿Cuál es la rama en la que mejor se desenvuelve? ¿Por qué?

No sé si me desenvuelvo, en todo caso creo que intento entrar, encontrar el mejor camino, meterme en la poesía y el cuento, lograr una buena relación con ellos. ¿Y por qué con ellos? Intento el texto corto, admiro la capacidad de síntesis que muy pocos logran. Decir algo con la menor cantidad de palabras posible. Y si bien hay quienes se extienden en estos dos formatos, creo que son los que ofrecen las mejores posibilidades para mi intento.

 

2. ¿Y cuál la que más lo intriga y le gustaría participar?

A esta altura de mi vida no hay muchas cosas que me intriguen. Si cosas que han quedado a mitad de camino, incompletas, cosas que interesan y originan la necesidad de profundizar, de leer y de escuchar a los que saben más.

El dibujo, la pintura y la música me han perseguido siempre. Ellos vestidos de imposibles y yo de derrotado.

 

3. ¿Qué es lo que debe transmitir un artista?

Su propio análisis. Ese que suele llegar desde los ojos, los oídos y la razón de los pueblos.

 

4. ¿Quién o quiénes son sus predilectos?

Felizmente son muchos y en diversos rubros. Si hablamos de prosa latinoamericana, Gabriel García Márquez, Cortázar, Alejo Carpentier, Roberto Arlt, ayudaron a descubrir novedosas formas del relato. En poesía los poetas del tango de la primera mitad del siglo XX son tan notables como, a veces, desconocidos. El tremendo auge del folclore de los `60 nos permitió conocer a grandes poetas, como Manuel J. Castilla, Jaime Dávalos, Armando Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana y quizá, a partir de ellos, supimos de Raúl González Tuñón, César Vallejo, Ernesto Cardenal, Oliverio Girondo y tantos más. En la poesía de La Pampa es evidente la influencia de profundas identidades como son Edgar Morisoli, Juan Carlos Brustriazo Ortiz, Julio Domínguez, Pablo Fernández, Pinky Pumilla.

Personalmente fui conmovido por un trabajo que, sin duda, ha marcado a mi generación y las que la sucedieron, me refiero a “Las venas abiertas de América latina” de Eduardo Galeano, como así también sus “Memorias del fuego” y “El libro de los abrazos”. Estos dos últimos aportando además un relato diferente.  

 

5. Fuera del Arte y la Cultura ¿cuál es su actividad fetiche?

El conocimiento de la cosmovisión de los pueblos originarios de América y los vínculos de estos con muchos de aquellos que pelearon y pelean por nuestra independencia de los imperios (Castelli, Moreno, Belgrano, Monteagudo, San Martín y tantos otros)

 

6. Si pudiera cambiar algo ¿qué sería?

La distribución de la riqueza en el mundo.

 

7. ¿En qué época le gustaría vivir?

La que me tocó no estuvo nada mal. He sido contemporáneo de casi todos los poetas y escritores mencionados anteriormente y he conocido a muchos de ellos. En La Pampa lo fui además de Guillermo Mareque, de Paulino Ortellado, de “Sombrarena”. Pertenezco a la generación de Los Beatles, de la Revolución Cubana, pude soñar de cerca con la ilusión de nuestros hombres de Mayo, América del Sur unida.

Mantengo ese anhelo aunque vuelvan a soplar vientos de derrota. Más temprano que tarde Latinoamérica será una y para todos.

No estuvo nada mal, así que me quedo en ella.

 

8. ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

Felizmente he recibido muchas. El respeto de mis vecinos quizá las sintetice a todas.

 

9. ¿Qué cosas lo inspiran o lo ponen en positivo?

Nunca pude saber qué es la inspiración.

Me ponen bien los encuentros con aquellos con quienes comparto la mirada hacia el mundo de hoy y del futuro, hacia sus habitantes. Además de ellos siempre aprendo.

 

10. ¿Y cuáles logran el efecto contrario?

Que el encuentro sea con aquellos personajes que no saben nada y no saben que no saben nada y opinan como si lo supieran todo, a través de un discurso que les han instalado.

También me molestan muchísimo los mentirosos.

 

11. ¿Cómo le gustaría que lo recuerden?

Con mucha alegría.

 

12. ¿Cuáles son sus virtudes?

Siento un gran respeto por la verdad y los compromisos.

 

13. ¿A qué personalidad le gustaría parecerse?

Nunca lo pensé, pero creo humildemente que deberíamos ser cada uno y no parecernos a nadie.

 

14. ¿Por qué cosa dejaría todo?

Por el mundo que sueño.

 

15. ¿Cuál es el lema que sustenta su existencia?

No tengo ninguno.

 

(L.G.)