domingo 23 de septiembre del 2018

Un nuevo festival en Santa Rosa

liberacin.jpg

El “Festival para la liberación” nace como una propuesta para que artistas pampeanxs de diversa índole, puedan expresarse libremente y mostrar sus producciones sin ataduras.

La cita es el jueves 28 de junio a las 22 horas en MOKA Bar+Café cultural, ubicado en Padre Buodo y Av. Belgrano Sur.

El evento es una especie de experimento. Es la primera vez que se realiza y surgió de una manera bastante espontánea.

"Queremos que se vuelva un ciclo, por lo menos mensual, y que cada vez se vayan rotando los artistas para sumar más gente al círculo. Sin embargo, consideramos que todos participan en el evento: expongan o no. Por eso convocamos a todas las personas interesadas para que contribuyan con nuevos artistas que están emergiendo (o que hace rato están pero no se animaban a mostrarse), para que, si no actúan esta vez, se acerquen aunque sea a charlar y tomar un rico vino; para participar en la próxima edición, para tirar buena onda y nuevas ideas, para debatir sobre algún tema que les interese, etc.", adelantaron los organizadores.

En esta oportunidad participan en fotografía: Victoria Rostom y Alina Baumgertner
Victoria es una fotógrafa cordobesa que vive en Santa Rosa y recién ahora se está animando a hacer públicas sus producciones. Sus fotos combinan naturaleza, inmensidad, amplitud y eco. Sus colores son únicos, y su ojo, siempre atento al detalle perfecto, una tremenda autenticidad.

Alina, también santarroseña, capta lo “simple” de lo urbano (tan simple que se nos vive pasando de largo). Con su blanco y negro, militante de lo cotidiano, Alina “Larrusa” Baumgertner plasma en sus obras la esencia misma de la modernidad.

En poesía intervendrán: Anamora Lassalle, Josefina Bravo y Nahuel Talmon.
Anamora, recién entregada al vasto plano de la poesía, exhibe producciones colectivas que realizó con otros artistas del evento. En ellas encontramos imágenes crudas, ciudades rotas y viles recuerdos.

Josefina, logra captar nuestro lado instintivo-pasional, arrojándonos a un abismo de espejos. Logra plasmarnos esencial y ontológicamente, por lo que somos: lobos de nosotros mismos.

Nahuel habla sobre las dualidades en las que recaemos, nos invita a ser espíritu y mirar el aire. Es una búsqueda constante por transfigurar.

En la musicalización: Asteroide Facundo, Gauchboy y Tolomec.
Facundo “El Asteroide” Vazquez, es asfalto. Sus paisajes de folk, con armonías y melodías bellísimas, recuerdan al tiempo sin tiempo, y nos arranca del lugar sin darnos cuenta.

Gauchboy, no es más que el seudónimo de Gabriel Bergonzi. Con su energía chamánica, nos brinda temas del oeste. Temas de un ocaso gris que exige saciar su sed de río y lluvia.

Tolomec, es el diminutivo de Tobías Camilletti Mecca. Es un campo abierto. Con aires de folk, se detiene a mirar las formas del viento y la llanura del alba.