“Huerta y Salud”, en la Biblioteca del Escondido

hierta_teresa_perez.jpg
La Biblioteca Popular Teresa Pérez y el colectivo feminista “YoNoFui”, invitan a todas las mujeres a la reunión informativa y de inscripción para el taller “Huerta y Salud”.

Este encuentro se realizará el jueves 28 de febrero a las 18hs en la Biblioteca Teresa Pérez (Gandhi 550).

Dicha capacitación será un espacio de construcción transversal entre los ejes de educación y trabajo que contemplen el abordaje profundo sobre las temáticas de salud y soberanía alimentaria. Se llevará a cabo durante todo el año en el Espacio de huerta de la Biblioteca Teresa Pérez, donde se contará también, con un espacio para niñes de las mujeres que asistan a este taller.

Esta propuesta pone el foco en la Huerta que viene funcionando desde hace varios años, con características de espacio educativo, para transformarlo en un espacio productivo. Se tendrá en cuenta la situación socioeconómica de las personas participantes, el deseo de autogestión en el proceso de empoderamiento a través del trabajo y la independencia económica. Se trabajará para fortalecer conocimientos sobre salud, relación con la alimentación, reconocimiento y revalorización del uso de plantas con fines alimentarios y medicinales.

El proyecto se enmarca dentro de un convenio firmado entre la organización Yo No Fui y el Programa Innoves del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la articulación que este colectivo feminista profundiza con la Biblioteca Teresa Pérez, de nuestra ciudad, con el objetivo de complementar y brindar herramientas para que las participantes incrementen su capacidad creativa de autogestión y se les facilite la iniciativa productiva de los recursos a su alcance.

Recorrido histórico de “YoNoFui”

El trabajo que el Colectivo feminista Yo No Fui YoNoFui lleva adelante, es un proyecto que se sitúa fundamentalmente en el tránsito entre el “adentro” y el “afuera” de los muros de la cárcel, desarrollando propuestas de formación en artes, oficios y en comunicación en las unidades penales y en las sedes culturales en el medio libre, con la finalidad de acompañar el proceso de recuperación de libertad,, de integración en la vida social y el mundo del trabajo por parte de las mujeres cis, lesbianas, trans y travestis.

YoNoFui surgió en el año 2002 con un taller de poesía en la Unidad Penitenciaria Nº 31 de Ezeiza, en donde se formó el núcleo que lleva adelante el proyecto, allí se generó la reflexión y el conocimiento acerca de la situación de las mujeres privadas de libertad y cómo la falta de inclusión social comienza en sus propios hogares, barrios y ciudades, desde temprana edad; advirtiendo la necesidad de que el trabajo realizado en lo unidades carcelarias se llevara también hacia afuera, para acompañar, dar contención y herramientas con el fin de que la privación de libertad no sea su único destino posible.

Actualmente YoNoFui trabaja en las siguientes unidades: Complejo IV y Unidad 31, ambas de la localidad de Ezeiza (Pcia. de Buenos Aires), Unidad 47 de José León Suárez (Pcia. de Buenos Aires), y Unidad 13 de Santa Rosa, La Pampa. Cuenta con dos sedes culturales, una ubicada en el barrio de Palermo (CABA), otra en el barrio de Flores (CABA).

Trabajo realizado en Santa Rosa

Desde el año 2016, el colectivo YoNoFui viene trabajando en la Unidad Penal Federal de Mujeres N°13, ubicada en esta ciudad, a través de un taller de “Producción teatral integral” del que han participado un promedio de 60 mujeres privadas de libertad. A partir de este año este taller se reformulará denominándose “Educación por el Arte” con la finalidad de dar mayor amplitud a los intereses e inquietudes de las participantes. Por otra parte, se ampliará la propuesta sumándose un nuevo espacio de formación denominado “Salud, Tratamiento de Aromáticas y Fitopreparados” que plantea una sinergia de construcción transversal entre los ejes educación y trabajo que contemplen el abordaje profundo sobre las temáticas de salud y soberanía alimentaria.

A esta oferta educativa, se incorpora “Huerta y salud” como un espacio de formación y oficio que se llevara adelante en la huerta agroecológica que funciona desde hace dos años en la Biblioteca Popular “Teresa Pérez”, destinado a mujeres que se encuentren con salidas transitorias, libertad condicional o asistida como posibilidad de formarse junto a otras mujeres.

El equipo de trabajo del colectivo YoNoFui-La pampa está integrado por: Vanesa González, Leticia Hernando, Cecilia Morales, Yanina Silvestre, Paola Torrez y el aporte en huerta de Fabián González, quien ofrecerá su asistencia técnica.

Nuestro objetivo es trabajar a lo largo del 2019, de manera integral en la implementación de talleres y propuestas que generen en el corto plazo un impacto directo en los ingresos para la mayor cantidad de participantes, sus colectivos de pertenencia y sus comunidades.

Para alcanzar los objetivos es fundamental la articulación con la Biblioteca Popular Teresa Pérez, asociación sin fines de lucro que surgió por iniciativa de vecinas, vecinos y docentes de talleres de arte del barrio Escondido que tuvo su origen en el año 2009 y se concretó gracias al aporte solidario de personas e instituciones de la ciudad.

Una Biblioteca con nombre de mujer

La Teresa Pérez, biblioteca popular, desde el 2009 se piensa y acciona desde el enfoque de género.

La participación en capacitaciones con esta perspectiva (música, teatro, lectura, escritura encuentros de mujeres), las articulaciones con otras instituciones, el acceso a la información a través de proyectos con Conabip, el intercambio en Jornadas, muestras, ferias del libro, encuentros de poesía, la Editorial independiente Kexploten lunas, las fiestas de fin de año y el taller de “Arte para Mujeres” (espacio estable desde el 2007) disponen permanentemente a esta organización a cruzarse y encontrarse con otras experiencias, a sostener el deseo de construir una realidad diferente y, sobre todo, a destejer y tejer lazos saludables entre mujeres, niñes y con la comunidad.

Todas las actividades abiertas a la comunidad, toda la historia de esta organización deja experiencias pedagógicas que se re-apropian del amor y de los sentires para alimentar luchas, que fertilizan y fundan porvenir, que sirven para que les niñes puedan ir a la escuela, para que las familias se involucren y participen en estas trayectorias, para que las mujeres puedan repensarse y decidir sobre sus vidas y sus cuerpos, para que la alimentación, la salud y los libros se hermanen, para que escribir, leer y compartir sea aprender a mirar en profundidad.