viernes 19 de julio del 2019

Descendiente del primer poblador de Santa Rosa visitó la ciudad

Safontas.jpeg

Cathy Lacrouts Lagayette, sobrina bisnieta de León Safontás, conocido como el primer inmigrante de Santa Rosa, fue recibida por el director de Patrimonio Cultural y entrevistada por Ana María Lasalle y José Depetris.

El lunes 15 de abril, Ignacio Roca, director de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura de La Pampa, recibió a Cathy Lacrouts Lagayette proveniente de Francia, sobrina bisnieta de León Safontas, quien fuera conocido como el primer poblador inmigrante de la ciudad de Santa Rosa.

Patrimonio Provincial, a través de su director, organizó una actividad junto a los historiadores Ana María Lassalle y José Carlos Depetris, consistente en realizar una entrevista a Lagayette, que fue registrada a fin de preservarla como documento.

También, Lacrouts Lagayette visitó la vivienda que supo ocupar León Safontás sobre la calle Chaco, donde actualmente se encuentra el predio de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa. Allí hay una placa recordatoria, y la ciudadana francesa pudo también ingresar a la propiedad y tomar fotografías, así como apreciar algunos elementos originales de la casa que aún se conservan, como las aberturas.

placa_safontas.jpg

Fotos "Primeros Pobladores" del Archivo Histórico Provincial:
https://fototecabernardograff.wordpress.com/2008/06/30/37/

Un poco de historia

Finalizada las campañas militares en 1882, el gobierno nacional inició la entrega de las tierras recién conquistadas, hecho sustentado por cuatro leyes nacionales que permitieron la enajenación de las llamadas 15.000 leguas quitadas a los pueblos aborígenes.

La Pampa fue un territorio nacional hasta mediados del siglo XX. En los primeros años de dicho siglo arribaron numerosos inmigrantes europeos, que conjuntamente con el tendido del ferrocarril y la fundación de pueblos dieron pujanza a la zona; y ya para la década de 1920 a 1930 la agricultura y la ganadería se habían extendido hasta sus límites actuales.

En el año 1883 el Coronel Remigio Gil, puso en marcha un establecimiento ganadero en las tierras que le habían sido asignadas, ubicando como administrador a su suegro, Don Tomás Mason, hombre dinámico, optimista y emprendedor.
Este, con una gran visión de futuro, se propuso crear un pueblo a instancias de una solicitud hecha por el gobernador del territorio Dr. José Luro.

El primer habitante fue un forastero, que camino a Toay se encontró con Mason y este le habló de su proyecto, ofreciéndole terreno para que levantara su vivienda. El recién llegado era León Safontás, un joven francés de 26 años que viajaba en sulky, trayendo como equipaje su ropa junto a obras de matemática, gramática, contabilidad y su inseparable Biblia. Con el correr del tiempo fueron muchos los que se quedaron. Entre las familias que se instalaron se pueden mencionar a los Monnier, Bousquet, Lacheral, Gerín, Merello y Roux, y otros habitantes, casi todos franceses procedentes en su mayoría de Trenque Lauquén.

Fue entonces cuando Masson decide gestionar oficialmente la fundación del pueblo, lo cual se cristaliza el día 22 de abril de 1892 con el nombre Santa Rosa, en honor a su esposa, Rosa Fuston de Mason. En la ocasión, don Tomás pronunció unas palabras alusivas en el centro del potrero destinado a plaza.