Impulsan desde Toay la residencia de artistas

Se llevó a cabo en la Casa Museo Olga Orozco el primer ensayo denominado “Correspondencia Sentimental” en el marco de un proyecto de residencia comunitaria.

Atoay residencia artistas

La propuesta general de las residencias es de intercambio con la comunidad de Toay. Propone generar esquemas de trabajo colaborativos que aborden, resuelvan o señalen situaciones o hechos locales y fortalezcan el espacio de reunión social. Como primera medida, se ofrece a un artista visual la posibilidad de compartir la vivencia del pueblo, y acompañamiento para descubrir sus particularidades durante un lapso de siete días.

En este primer ensayo, la artista Eugenia González Mussano compartió con algunos asistentes la construcción de una red de cartas sobre los tamariscos ubicados en el patio de la sede cultural.

“La red en los tamariscos es una imagen poética de Olga (Orozco) que trabaja mucho como una especie de tamiz que detenía la arena. Por eso, invité a activar un intercambio postal para que las personas que vinieran me hicieran una pregunta desde lo sentimental en un sentido amplio y me dieran su código postal para que pudiera responderles, colgando las cartas de esa red para que continuemos en conexión”, explicó.

Consultada sobre su estadía en la Casa Museo señaló que “hay algo de la espacialidad que me llamo la atención, a nivel arquitectónico, la amabilidad de las personas y siempre sentí una puerta abierta”.

“Es la primera vez que vengo, había tenido algunos relatos de Toay y sabía que Olga había nacido acá. La Casa Museo me encantó, una propuesta de las residencias es trabajar con cualquier aspecto de la ciudad y yo me conmoví, es muy potente como están cuidando la obra”, advirtió.

González Mussano es investigadora de la Universidad Nacional de Córdoba sobre poética e institucionalidad del arte contemporáneo de aquella provincia. Además posee talleres independientes en donde conjuga su entidad de productora de artes visuales y se dedica a la gestión y curabilidad de arte independiente en muestras y todo lo que implica la gestión.

Proyecto. Esta iniciativa cuenta con la coordinación de María Eva Dolard, que se encuentra radicada en Buenos Aires pero regresa permanentemente a esta localidad.

“La idea sería armar una convocatoria para artistas y anfitriones y pagar sin que sea a través de dinero y a que acuerdo podrían llegar entre ellos para que colabore con la vida diaria del anfitrión y este aloje y se abra al artista”, comunicó.

“Me pasa de venir y ser extranjera, no ser de todo del pueblo porque cambia mucho permanentemente, me dedico a las artes visuales y a la gestión y acá hay muchas posibilidades de hacer cosas que nos vinculen mas y nos abran a otras experiencias”, añadió.

Por su parte, la museóloga Daniela Rodi sostuvo que el Museo se asocia a esta experiencia recibiendo al artista, “brindándole el espacio para que organice su lugar de trabajo”.

“Esto esta planificado que sean 2 ensayos para este año. Existe a posibilidad con una segunda experiencia a mediados de octubre con una artista de Buenos Aires gracias al acompañamiento de la Municipalidad de Toay y de la Secretaría de Cultura de la provincia”, comentó.

En este marco, se piensa en el auditorio para que pueda funcionar como taller y generar un punto de anclaje para los artistas que trabajen ahí y se difunda la obra de Olga y la apuesta del Museo.