martes 26 de mayo del 2020

"Un disco, un libro, un poema", #3 Lisa Segovia

lisa_segovia.jpg

Relanzamos hoy una columna en la que artistas y referentes culturales de distintas disciplinas comparten elecciones literarias y musicales, y acercan de este modo a los lectores algunos fragmentos de su universo sensible.

Lisa Segovia es una escritora santarroseña que cuenta en su haber varias publicaciones. Su poesía tiene una fuerte carga emotiva, nos pasea por la ternura, la pasión y lo frágil del ser humano.

Fue becada en dos oportunidades por el Fondo Nacional de las Artes en el marco del proyecto “Pertenencia: puesta en común para la diversidad cultural Argentina” para una capacitación en poesía coordinado por las poetas Alicia Genovese (2010) e Irene Gruss (2013)

Junto al grupo Desguace y Pertenencia publicó “El hilo invisible” (Edición de autoras, 2012), “Donde el viento” (Editorial Dunken, 2016) y “Hoja de Ruta” (Ediciones en Danza, 2019). ublicó El duende de la luna y otros relatos (Fondo Editorial Pampeano, 2013) . Restos (Fondo Editorial Pampeano, 2015), Aguja vieja (7 sellos editorial cooperativa, 2018)

Desde el 2018 junto a la poeta Alicia Santillán coordinan un taller de poesía en contexto de encierro en la Unidad N° 13.
Integra la comisión organizadora del “Pampa Fest” primer Festival de Poesía en La Pampa desde el 2019 (Ph: Atelier de la Plapanra y la Poesía)

Así nos cuenta y argumenta sus elecciones:

UN DISCO
Tarea difícil elegir un disco. Escucho de todos los géneros, pero siempre vuelvo a la música que escuchaba en la adolescencia/juventud: Rock Nacional de los 80 y 90 (Spinetta, Fito, Charly, Soda, Cantilo).

En estos días de aislamiento, más que nunca, vuelvo al refugio de la música.

Hoy en casa escuchamos a Sabina y a Serrat pero para elegir un disco, voy a tomar en cuenta una nota leída en el diario Digital Femenino escrita por Nadia Muñoz sobre la revolución feminista en el Rock Nacional. Escribe: “Está demostrado estadísticamente que el Rock Nacional es uno de los géneros que más resiste a la participación de artistas femeninas”.

Por eso elijo el álbum “Patricia Sosa” de Patricia Sosa, año 1990

*Por más mujeres en los escenarios.

UN LIBRO
Tengo tantos, sobre todo de poesía que leo y releo, Alejandra Pizarnik, César Vallejo, Olga Orozco, Idea Vilariño, Juan Gelman, Eduardo Galeano, entre otros.

“Un libro debería ser como una hacha ante el mar congelado que tenemos dentro” (Kafka) por eso voy a elegir “Poesía Completa” de Alejandra Pizarnik, Editorial Lumen (año 2000). Simplemente porque logra introducirme en su mundo de sombras. Es dolor, nostalgia, amor. “Ahora/la muchacha halla la máscara del infinito/y rompe el muro de la poesía”. Imposible no emocionarme con Pizarnik.

poesia_completa_pizarnik.jpg

UN POEMA
Estoy leyendo “Antología poética” de Wislawa Szymborska, poeta polaca (1923-2012),
y elijo para compartir “Si acaso”, al menos para mí, un poema esperanzador.

SI ACASO
Podía haber ocurrido.
Tenía que haber ocurrido.
Ocurrió antes. Después.
Más cerca. Más lejos.
Ocurrió; no a ti.
Te salvaste porque fuiste el primero.
Te salvaste porque fuiste el último.
Porque estabas solo. Porque la gente.
Porque a la izquierda. Porque a la derecha.
Porque llovía. Porque había sombra.
Porque hacía sol.
Por fortuna había allí un bosque.
Por fortuna no había árboles.
Por fortuna una vía, un gancho, una viga, un freno,
un marco, una curva, un milímetro, un segundo.
Por fortuna una cuchilla nadaba en el agua.
Debido a, dado que, en cambio, a pesar de.
Qué hubiera ocurrido si la mano, el pie,
a un paso, por un pelo,
por casualidad.

¡Ah, así que tú aquí? ¿Directo de un instante todavía entreabierto?
¿La red tenía un solo punto, y tú a través de ese punto?
No dejo de asombrarme, de quedarme sin palabra.
Escucha
cuán rápido me late tu corazón.

Wislawa Szymborska