domingo 11 de abril del 2021

DE OTRO POZO

serie_la_valla.png

"La valla"

*Por Gisela Colombo

La valla es una serie que fue estrenada en la televisión española el 11 de septiembre de 2020 y luego puesta a disposición del público internacional en la plataforma más popular de streaming. Creada por Daniel Écija, fue dirigida por varios profesionales al igual que sucedió con el guión.

Se trata de una ficción futurista con un marcado tinte de distopía, que inserta la acción en un mundo apenas supérstite de la Tercera Guerra Mundial.La sociedad está desabastecida, sumergida en la pobreza y desesperada. Un silencio resignado es la actitud de la mayoría de la población, que vive humildemente,por las consecuencias de una postguerrapero también por el flagelo de enfermedades virales endémicas, que multiplican cepas permanentemente. Todo esto convive con un nuevo orden totalitario, censor de las libertades personales, que por momentos recuerda al Tercer Reich. Si dudáramos de esa referencia, sólo haría falta observar la estética que prevalece y el vestuario más que sugestivo de algunos personajes propios de las ficciones sobre la Segunda Guerra Mundial. En ese sentido, lo narrado huele a Menguele y sus horrores de laboratorio. El verdadero conflicto, más allá de los males preexistentes, gira en torno de una o varias enfermedades (nunca queda claro) muy contagiosas y los horrores de laboratorio que se perpetran para dar respuesta desde el poder estatal.

La historia tiene por protagonistas a Julia (Olivia Molina), su sobrina Marta, de diez años de edad, y el padre de la niña, Hugo Mujica, interpretado por Unax Ugalde. Ángela Molina también se luce como la abuela de la niña.

En las primeras escenas vemos a Hugo (Ugalde) enterrando a su esposa, hermana gemela de Julia, llamada Sara (Olivia Molina también le presta el cuerpo). Y lo hace en secreto porque de otro modo el régimen lo privaría de la libertad y le quitaría la custodia de su hija. Pero a pesar de ello, pronto lo separarán de Marta con la excusa de que un padre sin empleo no podría proporcionarle las necesidades básicas. Así la llevan a una especie de hospital secreto donde experimentan con niños que nadie reclamará. Allí cometen toda clase de crímenes médicos. Lo que se proponen es lograr, a fuerza de inocularles a los niños el virus en dosis crecientes, inmunizar la sangre y convertirla en la vacuna que salvará España. Quien está a cargo de este delirio es nada menos que la esposa del Ministro de Salud, Alma (Eleonora Wexler), que trabaja a sus espaldas y en connivencia con un Capitán de gran poder, a quien tiene de amante. Su sueño es salvar a la patria a cualquier precio. La pequeña Marta es una de las víctimas de esa ambición. Pero muchos otros son dados por muertos, separados de sus familias y convertidos en conejillos de Indias.

la_valla_1.jpg

Con el fin de averiguar dónde la tienen confinada y recuperarla, el padre y la tía se emplean en la casa del Ministro en cuestión, un viejo amigo de la familia llamado Luis Covasrrubias, y desde allí van descubriendo la red de ilícitos aberrantes, que tratarán de desmantelar para recuperar cientos de niños.

La tira no está mal a pesar de que toda efectividad dependerá de cuánto se deje influir el espectador por la convención futurista.

Por otra parte, es destacable el desempeño actoral de nuestra compatriota Wexler, que despliega plena su lingüística rioplatense, como si fuera un rasgo que explica, en algún punto, su villanía.

No es la primera vez que argentinidad y vileza se corresponden en el espectáculo ibérico. Quizá sean los efectos dela sensación de invasión, experimentada por el ciudadano español cuando ingresó a la Península el aluvión de inmigrantes argentinosdurante el 2001 y los años siguientes. ¿Quién sabe? Tal vez eso expliqueen parte, aunque no justifique, el prejuicio estigmático que dejan ver estas ficciones.

Las causas y sus consecuencias ya las dirá la posteridad. Como dirá también qué tanto gusta esta serie y si habrá o no una segunda temporada…