jueves 14 de diciembre del 2017

“Toay”, donde el espacio es trama y espesura

En su paso por el Festival “Cuerpo en Escena”, la bailarina y coreógrafa pampeana radicada en Buenos Aires, Mariela Ruggeri, presentó la obra “Toay” y compartió una charla sobre gestión cultural con un grupo artistas y bailarines.

toay mariela

TOAY
Ficha artístico/técnica
Coreógrafa/Dirección: Mariela Ruggeri
Intérprete: Lucas Mariño
Asistente de dirección: Daniela Mena Salgado
Diseño de luces: Mariano Arrigoni
Música: Diego Vainer

Telón Pampeano aprovechó la oportunidad para conversar con la artista sobre la obra, sus proyectos en curso y la situación actual del Movimiento por la Ley Nacional de Danza.

- ¿Cuál es el tema abordado en la obra Toay?
“Toay” es una obra en proceso, que trata sobre el tema del espacio. Intentamos desentrañar cuáles serán las posibilidades que nos brindará ese espacio. Tratamos de hacerlo desde la concepción de los pueblos originarios, ellos perciben el espacio como algo que no está dado, que tiene una trama, una espesura y que invadirlo implica consecuencias. Además, esa percepción habilita pensar diferentes espacios, que tienen sus lógicas y su razón de ser. La obra se llama Toay porque dentro de la toponimia araucana es una voz que ellos utilizaron para nombrar cierto espacio, por ejemplo “abra en el monte”.

Para mi la obra está en proceso, porque cada vez se resignifica, cuando cambia el intérprete el proceso debe rescatar el espacio de esa persona y sufre modificaciones porque nunca puede ser una copia fiel de la puesta anterior. Y aunque no cambie el intérprete, se resignifica al cambiar el espacio donde la hacemos.
 
- ¿De qué manera lo desarrollaste?
Lo desarrollé pensando el espacio físico en el cual se está en ese momento, el espacio cuerpo, el espacio efímero del movimiento y el espacio de la memoria. En todo el proceso era fundamental tener una dramaturgia que tuviera un texto sencillo, utilizando el recurso de que nada es lo que parece ser: atrás adelante arriba abajo derecha izquierda, son muchas veces convenciones que dependen del punto de vista del observador.
Utilizamos tres palos de cerca de 3m cada uno, para tener puntos de referencia dentro de la abstracción que parece ser el espacio. Utilicé la luz como elemento determinante, yendo de un pleno completamente despojado y en amarillo vivo (que me sugiere apertura) a una reducción muy lenta que a su vez coincide con la “reducción espacial”, a la que se somete el intérprete y donde el color cambia a un azul hielo que implica reflexión.

- Estás trabajando en otros proyectos. ¿Cuáles son?
Este año estrené “Boceto para la Siesta de un Fauno”, inspirada en la obra de Vaslav Nijinski. Específicamente en el momento en que Vaslav creó La Siesta de un Fauno. Lo hice porque es un artista que me fascina y su obra fue la vanguardia absoluta en la historia de la danza.
En el mismo camino de obras que me parecen dignas de ser revisitadas, estoy trabajando en el guión de una versión de “La Mesa Verde”. Una obra de Kurt Joos de 1932, con un inusual discurso político. Inédito en la obras de danza de la época (y me animo a decir que por mucho tiempo), discurso que sigue vigente al día de hoy.
 
- Sabiéndote una impulsora del proyecto Ley Nacional de Danza. ¿En dónde estamos parados con respecto a ésto?
El proyecto LND ingresó en mayo de 2016 a la Cámara de Diputados de la Nación, específicamente a la Comisión de Cultura, y no fue tratado, a pesar del intenso trabajo que hemos realizado para que ocurra. Ello implica que este año, nuevamente perderá estado parlamentario. Seguiremos la lucha.
Lo bueno es que a partir del trabajo en todo el país del Movimiento por la Ley Nacional de Danza, las colegas de Misiones lograron que se sancione la ley provincial de danza de Misiones, a partir de la cual se crea el Instituto Provincial de Danza. Es un hito en la historia de la danza de nuestro país y un ejemplo a seguir por las distintas provincias, ya que creemos que será muy larga la lucha para obtener un Instituto Nacional de Danza, organismo imprescindible para poner en valor el trabajo de la danza a través de políticas culturales de estado, sin las cuales la danza del país se vulnera cada día más.