lunes 08 de marzo del 2021

“El teatro es un arte que integra diferentes lenguajes”

carola_di_nardo2.jpg

En su obra premiada “Carne materna”, la escritora santarroseña Carola Di Nardo Montalvo narra el reencuentro de tres hermanas en el campo, que reviven su infancia y los primeros años de juventud.

Viene de recibir en el mes de enero el segundo premio –compartido-, del  22º Concurso Nacional de Obras de Teatro-Dramaturgias escritas por mujeres, del Instituto Nacional del Teatro por “Carne materna”.

“El teatro es un arte que integra diferentes lenguajes, que permite la indagación y la reflexión grupal sobre la realidad, sobre el ser humano. La formación es importante, también el intercambio, el debate."

La autora conversó con Telón Pampeano acerca del reconocimiento del INT por la obra “Carne materna” y sobre otros aspectos de su hacer literario.

- ¿De dónde nace tu pasión por el teatro y la dramaturgia?
- Mi recuerdo más antiguo es de un ensayo de la obra de teatro “La Nona” de Roberto Cossa. Estaba en el escenario Nilda Valcarcel que tomaba el veneno de un frasquito marrón y avanzaba hacia el público apoyándose en una mesada. Ella y el Tano Filipelli, que era el director, hicieron varias veces esa escena. Ensayaban esa muerte. Me acuerdo que los veía y trataba de entender cuál era la diferencia entre lo que hacía uno y otra. Creo que esa imagen y esa curiosidad es un poco el germen. Yo tenía tres años. Era un ensayo general del grupo de Teatro Estable de Santa Rosa del que formaban parte mi madre -María Emilia Montalvo- y mi padre -Eduardo Di Nardo. Por ellos y por otras personas, amigos, amigas y familia, estuve siempre en relación con el teatro, observando. Creo que por esto, para mí el teatro no es una pasión, es un lugar. Es el lugar de mis primeros recuerdos, de textos memorizados, de tensión, de afecto, de hogar. La escritura sí es una pasión y la dramaturgia fue el modo que encontré de estar en el teatro.

- Tengo entendido que "Carne materna", esta obra que volcaste en texto, es resultado de un trabajo en conjunto a lo largo de un año, entre director, actores y actrices y vos como dramaturga. ¿Es así?
- La idea de “Carne materna” surgió en el taller de actuación para avanzados del ATTP a cargo de Julio Gre en el año 2018. A partir de ahí, trabajamos con un grupo de actrices y con Julio en la creación de la obra haciendo dramaturgia de actuación. En esta técnica de dramaturgia, se realiza primero un trabajo grupal en el que se proponen ideas para la improvisación. Implica registrar lo que surge, seleccionar y organizar, probar en escena. Luego el trabajo de escritorio para dar coherencia, buscar sentidos, definir personajes, etc. que es un trabajo solitario, porque la escritura lo es, pero en el que estuvo siempre el intercambio con el grupo. El trabajo fue de un año hasta que estuvo el texto final.

ca3.jpg

Ensayo abierto de "Carne materna" (año 2018. Archivo TP)

- ¿Cuál es la línea conceptual de la obra? ¿Por qué ese título?
- La obra trata sobre el reencuentro de tres hermanas en el campo: dos hermanas que viven ahí y una hermana que se fue a la ciudad y vuelve con su hija después de muchos años de ausencia. Las tres hermanas reviven su infancia, los primeros años de juventud. Hay un tiempo que se repite, el trabajo, la ceniza, el agua, la soledad. Es la época de la carneada. Están carneando un chancho y en torno a eso gira todo el conflicto, como un punto detenido en el tiempo que significa diferentes cosas cada vez.

- ¿Creés que hay suficiente cultura teatral en nuestra educación? Y ¿qué beneficios culturales o de otros aspectos aporta el teatro?
- El teatro es un arte que integra diferentes lenguajes, que permite la indagación y la reflexión grupal sobre la realidad, sobre el ser humano. La formación es importante, también el intercambio, el debate. Creo que la formación, la posibilidad de acceder a aprender, a tener la experiencia teatral, en siempre necesaria en todos los niveles. En nuestra provincia es difícil acceder. Hay talleres de actuación, pero en las otras actividades -iluminación, sonido, vestuario, escenografía, dramaturgia, dirección- es complicado acceder a espacios de formación. Recién este año se abrió la carrera de teatro en el CMC, planteada como un Trayecto en Formación Teatral y que creo está pensada como el primer paso para una tecnicatura.

- ¿Estás trabajando en algún proyecto literario actualmente?
- En este momento estoy escribiendo el guión de un radioteatro que recibió el apoyo del INT para la producción y que se llama “La mujer del vestido rosa”. Es un proyecto para el que me convocaron un grupo de actrices que ya tuvieron una experiencia con radioteatro en el 2020. La propuesta me atrapó desde el principio porque siempre amé la radio y porque me plantea nuevos desafíos.

Carola Di Nardo Montalvo nació en Santa Rosa, La Pampa. Es escritora, aunque formalmente es “Archivera” y “Técnica en Comunicación Institucional”, Su destino está más bien fuera de las oficinas: dicta talleres de escritura creativa, narrativa y creatividad; aunque –justo es decirlo- el academicismo le ha permitido desarrollar el método –y la metodicidad- que ya traía en el ADN. Esto exuda en sus libros, que son dos: “Colecciones”, uno de cuentos elaborado como trabajo colectivo y artesanal por el grupo Fragua, en este 2018; y “Debajo de tus pies nada”, una novela. publicada por Ediciones De La Travesía en el 2014.

También ha participado de varias antologías y, es de destacar, en la dramaturgia teatral, con “Lo hostil habita en mi”, la obra estrenada en junio de 2018 por el grupo La máquina teatral y recibida con gran aceptación. Y la obra “Carne materna” recientemente premiada.