viernes 29 de mayo del 2020

"Los sigo queriendo", abrió en Medasur

La sala Eduardo Di Nardo del MEDASUR reabrió su puertas con la muestra “Los sigo queriendo” de la artista piquense Dora Rossi.

La inauguración tuvo lugar el sábado por la noche sala Eduardo Di Nardo del MEDASUR, con el acompañamiento de amigos, artistas y autoridades de la Secretaría de Cultura provincial. También contó con la participación de los intérpretes en guitarra Roberto “Cachín” Palomeque y Julián Fernández Fiscella.

“Los sigo queriendo” es el título que la artista eligió para esta selección de obras, -que contó con la curaduría del Centro Cultural Medasur-, y con la que celebra los 30 años de continua entrega al universo de las artes plásticas. “El título alude a la pintura y al grabado, también a las herramientas que uno usa, a la gente que está involucrada en el camino, los maestros, colegas. Porque si bien se trata de una labor solitaria, de pronto cuando el acto de parición termina, se socializa el proyecto y ahí se nutre, se enriquece”, nos cuenta la artista.

La muestra contiene pinturas en bastidor y en papel y grabados, con varias técnicas, como xilografías; monocopia; collagraph; Chiné collé; gofrado; litografía; agua fuerte y linóleo.

El proceso artístico no queda consumado hasta que los espectadores reciben e interpretan las obras, idea que Marcel Duchamp condensó en su célebre frase: “el espectador hace el cuadro”. Así, la muestra abre paso a la recepción, que dependerá de las condiciones internas del espectador, y con mayor énfasis en el caso de la obra abstracta, dejando un amplio margen para el juego interpretativo.  

Sobre ésto la expositora manifestó: “El público completa la obra, la mirada es muy significativa. A veces uno no lo puede percibir, si es que no se mimetiza como espectadora. Es muy interesante ver los mensajes que deja la gente, o cuando incluso te transmiten sus impresiones de la obra. La devolución inmediata es el color, no puedo sustraerme, lo busco, lo llevo”.

Sin duda la obra pictórica de Rossi impacta en un primer momento por el color, pero en esta ocasión también nos convida a degustar una serie de pequeños y exquisitos grabados en los que la vibración cromática deja de ser protagonista para dar relevancia a la composición, siempre de la mano del trazo intuitivo. “Siempre estoy inspirada, no pinto con una intención anticipada, suelto, a veces me cuestiono si no es demasiado intuitivo y gestual”.

“Mis obras sorprenden por el color, yo no podría ser monocromática, siento que tengo que darle continuidad al tema del color”, dice Dora, y agrega: “Cuando empecé, usaba una paleta acotada, los ocres, amarronados, rojizos y naranjas. Después de participar de la Bienal de San Pablo, Brasil, vine muy impactada preguntándome qué es el arte, fue un hecho que me hizo un click y me movilizó muchísimo. A partir de ese momento modifiqué y amplié la paleta. Son cambios que a veces uno no se propone, pero van surgiendo. Aunque a veces no me resulta fácil inmiscuirme en la encrucijada de haber pasado de una paleta acotada a una amplia.”

Los horarios para visitar la muestra son de lunes a viernes de 7:00 a 13:30 y sábados y domingos de 18:00 a 21:00 horas.