martes 26 de mayo del 2020

El conversatorio

coco_perez_evangelista.jpg

“La música es magia”

En esta sección intentamos conocer el proceso creativo que antecede a las canciones y también a las interpretaciones. Pretendemos decodificar estos interrogantes con quienes escriben e interpretan música. No es el objetivo desentrañar el misterio de la creación, pero si intentar entender el proceso creativo como una mixtura de inspiración y trabajo. Es por eso que convocamos a música/os pampeana/os o con raigambre aquí para que nos ayuden.

La invitada de hoy es Cocó Pérez Evangelista, una artista local desbordante energía, que se encuentra embarcada en varios proyectos musicales. Lidera “Cocó & The Manijas Band”, forma parte de “Las Dogas” y es cantante de “Les Fankies”. Además, participa del colectivo “MAPU” y dirige dos agrupaciones corales. Se considera alguien que “ama la vida, y que como mujer, siente la alegría y responsabilidad de decir cosas que nos ayuden a crecer como sociedad”. 

En este conversatorio, nos habla sobre sus inicios, sus referentes, sus procesos creativos y los proyectos que tiene bajo el brazo. 

- ¿Cómo empieza tu afición a la música?
Desde mis abuelos el arte fue savia de todo el árbol genealógico. Mi Nono (cordobés, paterno) tocaba muy bien la guitarra y mi Nona era poetisa, narradora. Ambos estaban permanentemente hablando de política, periodismo y arte. Por el lado materno (Buenos Aires) mi abuelo pintaba, escribía y mi abuela, mamá, y tía tocan y tocaban el piano. Siempre desde el lado de la música académica, de conservatorio, cosa que me llevó bastante tiempo liberar, pues, la música popular, es como que al fin y al cabo, estaba algo devaluada como “medio de vida”. Y en definitiva, es lo que siempre quise hacer. Y por suerte, logré una mixtura entre ambos mundos, que al fin y al cabo, son la misma cosa: música.

- ¿El músico nace o se hace? ¿Por qué?
Se nace con la pasión, y gracias a esa pasión se desarrollan los saberes, las herramientas que te permiten profesionalizar la actividad. Nada querés más que tener tiempo de estudio, de ensayo, de fechas, de aprendizaje. Porque de todo se aprende. No sólo hay que poder hacerla, si no, hay un costado importantísimo de autogestión, o “Autobombo” muchas veces incómodo de afrontar, pues lo único que querés es cantar, pero sin una cosa, no hay la otra. Como la vida misma. Y se va haciendo el camino al transitarlo. No hay otra. Es escucharse, curtirse, experimentar. Jugar. Romper tus propios moldes. La deconstrucción y auto indagación como premisa.

- ¿Qué artistas han influido en tu vida?
Ufff! Todes! Estoy como una desquiciada escuchando recursos y estímulos nuevos. Géneros, texturas. Pero: Mozart (el primer rockero de la historia universal de la música); Freddie Mercury; Aretha Franklin; El Kanka (Español, escúchenlo! ); Tina Turner; Ray Charles; La sole; Abel Pintos; el Chango Rodriguez; “The Beatles” Mi viejo Rircardo; mi tío Facundo; Amy Winehouse; Adele; Larralde ; Mercedes Sosa; Fito; Spinetta; Aristimunio. Y de mis compañer@s de banda, siempre pude tomar cosas también.

- ¿Las musas existen? ¿En dónde encontrás inspiración?
A veces te despertás y la frase está ahí, sonando, latiendo perfecta y completamente. A veces, aparece en medio de una improvisación. Pero es algo celosa. Si no le prestás atención y le dedicas el tiempo necesario, “plaff..” desapareció! Juega a las escondidas.

Hay canciones que son grabadas con el celu, como idea, y ahí quedan por mucho tiempo, es como que no sirve forzar. El universo te va tirando las ideas y vos las unís, decorás y das el toque final. Pero todo está flotando. Hay que escuchar.

- La industria musical jamás hubiese imaginado hace algunos años que existirían “plataformas” donde publicar. ¿Qué hay de bueno y de malo en Internet para la música y los músicos?
Creo que tiene todo de bueno. Te permite llegar prácticamente gratis a cada rincón del planeta. Pero también nos pone a trabajar más en la gestión de redes, etc. Además, hay una manera muy hermosa de llegar cotidianamente al público. Es maravilloso. Es fácil. Estamos en el futuro!

- ¿Cuáles son tus retos profesionales más inmediatos?
Animarme a grabar un disco.

- Describí el proceso creativo que desarrollás para llegar a una obra.
Aparece la idea, y la desarrollás hasta que te aburrís. Dejás, y volvés tantas veces sea necesario hasta que te satisfaga MUCHO lo que escuchás. No existe el tiempo. Puede salir toda una obra de una, o te puede llevar meses. “Let it be” (déjalo ser).

- ¿Utilizás la tecnología? ¿De qué manera?
Soy muy básica. Celular, voz y guitarra. Para grabar, lo hacemos con amigues que son “Nerds” de la ingeniería en sonido, y les copa, les sale, en ell@s fluye y gracias que existen!
Luego para subir info de conciertos, invitaciones y eventos, igual: celu, tiempo e imaginación.

- ¿Cuál fue el consejo que te cambió la óptica?
“Nunca dejes de ser vos, es lo que siempre va a estar bien” y “ Hay permisos que no se piden”. Fueron dos frases que me dijo mi tío padrino en la misma charla, cuando me enseñaba canciones, en Córdoba. Yo dudaba muchísimo de cómo interpretar, qué cantar, cómo hablar en público. Tomé esos mantras, y desde ahí, vivo con más confianza. Definitivamente. GRACIAS PADRINO!

- ¿Qué es lo mejor que has hecho?
Amar la vida.

coco3.jpg

- ¿Qué canción te gustaría que fuera tuya? ¿Por qué?
Imagine (John Lennon). “Imagina a toda la gente, viviendo la vida en paz. uh uuh… uh uh uh…”

- ¿El arte es una forma de hacer política? ¿En qué sentido?
Si te animás, si. Es un lugar de privilegio. Tenés la posibilidad de decir mensajes importantes, de interpelar a quien está del otro lado. La música es magia, con palabras, posibilidades y vibraciones preciosas. Por eso, hace un tiempo, me empecé a replantear mucho lo que digo cuando canto, y cuando me presento. Ya no da igual. Y como mujer, siento la alegría y responsabilidad de decir cosas que nos ayuden a crecer como sociedad.

- ¿Con qué dupla compositiva te sentís profundamente identificada?
Atahualpa Yupanqui y su compañera Paula Nenette Pepín, quien por locuras de la época, no firmaba como tal, si no, como Pablo del Cerro. Eran francesa y argentino, y lograron dejar de lado aparentes obstáculos, para crear las canciones más hermosas de nuestro cancionero popular argentino.

- ¿Cuál es la canción perfecta?
"Rapsodia Bohemia" y todas las que nos pongan a vibrar alto en cuerpo, mente y alma.

- ¿Qué te gustaría que te preguntasen?
Si acepto salir de viaje y de paso, si quiero programar un asadito con la gente del lugar al que vayamos para conocernos y terminar guitarreando hasta el amanecer. Baile incluido.

COCÓ PÉREZ EVANGELISTA
Es maestra de música, directora de coros, cantante, compositora y arregladora. Nació el 25 agosto de 1986 en Santa Rosa, La Pampa. Actualmente lidera “COCÓ & THE MANIJAS BAND”, donde su repertorio ecléctico (rock, blues, jazz, folklore, tango, milongón), incluye sus composiciones y arreglos, siempre con un marcado acento en lo vocal y coral.

Forma parte de “LAS DOGAS”, banda quinteto femenina, donde canta y toca el bajo, además de colaborar con arreglos, principalmente vocales. Es cantante de “Les Fankies”, banda de funk de Santa Rosa, La Pampa. Además, participa del colectivo “MAPU” (Mujeres Artistas Pampeanas Unidas) con el lema “Por más mujeres sobre el escenario” La Pampa.

Actualmente, dirige el Coro Infantil “Marcela Peralta” de la Escuela Hogar N° 114 de Santa Rosa, La Pampa. Perteneciente al programa Coros y Orquestas de la Subsecretaría de Coordinación de la Provincia, desde abril de 2017.

También es directora del Coro Infanto Juvenil “Panguitruz Nger” del colegio secundario “Panguitruz Nger” de Santa Rosa, La Pampa; perteneciente al programa Coros y Orquestas de la Subsecretaría de Coordinación de La Pampa, desde abril 2017. Finalmente, dirige el Coral XX de Septiembre, de la Asociación Italiana de General Pico, La Pampa, desde 2018. (PH: Julián Varela y Francisco Román)

coco2.jpg