martes 26 de marzo del 2019

Veintiseis poemas ilustrados

poema_ilustrado.jpg
En el auditorio MEDANO de General Pico, quedó inaugurada -con la entrega de premios-, la muestra de las obras que integran el Salón Pampeano de Poema Ilustrado.

En esta ocasión, el maridaje entre la poesía y la plástica se puso de manifiesto en 26 obras que muestran un trabajo articulado entre artistas visuales y escritores.

En un mundo saturado por la imagen y en el que se han borroneado insistentemente las fronteras entre lo visual y lo verbal, aquí la apuesta es efectivamente hacer desparacer esas barreras, y como en una especie de ritual lúdico, invitar a las palabras a entrelazarse con las imágenes y vicevera.

Dejó dicho Pablo Picasso que "la pintura es poesía" porque "siempre se escribe en verso con rimas plásticas". Y para Leonardo Da Vinci, "de la poesía a la pintura va la misma distancia que de la imaginación al acto". Con estas citas, resuena una pregunta ¿Poesía pintada o pintura escrita? O sencillamente ¿por qué no meter en la coctelera las palabras y las imágenes para concebir una obra que fusione y ponga en juego ambas disciplinas en una sola unidad audiovisual? De ésto se trató la convocatoria del Salón que quedó inaugurado este sábado, y según anunciaron las autoridades, promete instalarse y tener continuidad.

El evento es organizado por la Municipalidad de General Pico con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Provincia de La Pampa y la Fundación Banco de La Pampa.

Cada una de las obras fue realizada por dos personas: un artista plástico y un escritor. La composición y el poema estuvieron entonces integrados en una sola unidad audiovisual.

La técnica establecida fue totalmente libre, pudiendo presentarse trabajos que vinculen el poema con dibujo, pintura, grabado, collage y técnicas mixtas. En este marco se logró una excelente convocatoria, siendo 27 las obras ingresadas y 26 las seleccionadas por el jurado para participar del salón.

Los premios y menciones otorgados son los siguientes: Primer Premio: “1998” de la escritora Mariela González y el artista plástico Lihué Pumilla; Segundo Premio: “Inconsistencia” de la escritora Laura Carnovale y la artista plástica Valeria Quiroga; Tercer Premio: “Esa peste del pasado presente” del escritor Carlos Correa y el artista plástico Fabio Llanos.

Las menciones fueron para “Casona blanca” de la escritora Fabiana Silva y la artista plástica Silvina Alcaraz; “Esos ojos” de la escritora Zoé Carra y el artista plástico Javier Carra; y “Roce de otoño” del escritor Mario Loriga y la artista plástica Viviana Cavalié.

El jurado en literatura estuvo compuesto por Carolina Marchisio, Silvia Peinado y Sergio Rossini, en tanto que en artes visuales lo hicieron Nicolás Dalmasso, María Elena Maisterrena y Yamila Zaninovich.

Cabe mencionar que se estableció un primer premio, un segundo premio y un tercer premio para artista y escritor piquense, más tres menciones.