martes 26 de mayo del 2020

El museo como oportunidad para imaginarnos nuevos mundos

pablo_lucero.jpg

En el Día Internacional de los Museos conversamos con Pablo Lucero, Director de uno de los espacios de arte más emblemáticos de La Pampa, el Museo Provincial de Artes o museo "Verde”, como todos lo conocemos.

Nos contó acerca de los lineamientos que propone su gestión así como las acciones que surgirán a partir de esta nueva situación de confinamiento.

-¿Qué lugar debe ocupar un museo en la vida de las personas?

Nuestro museo es un espacio de todos los ciudadanos de nuestra provincia. Un lugar de manifestación y expresión cultural que todos deberíamos poder disfrutar y darle el valor que merece. Pasado, presente y por qué no futuro que nos identifica, tenemos que redescubrir y resignificar el valor de nuestros espacios. Está claro que para que ésto suceda, para que realmente sea significativo para el público, cualquier museo debe atender y brindar nuevas preguntas y respuestas a las problemáticas que afronta la comunidad en la que está inmerso. Debe generar espacios de encuentros que sean apropiados por su público.

El arte es, entre muchas cosas, una forma de crear nuevos conocimientos y es una herramienta de gran vitalidad para todas las personas. Un museo debería brindar el acceso a esos conocimientos, que muchas veces son formas de preguntarnos diferentes a las de la ciencia y otras áreas habituales y es la oportunidad para dar espacios a imaginarnos nuevos mundos, más solidarios y equitativos.

Hoy tiene un sentido particular pensar en ésto y creo que el proceso que estamos viviendo nos hace magnificar la importancia que tienen estas cosas cuando no tenemos la posibilidad de disfrutarlas.

- ¿Cuál es el eje que planteás para tu gestión? y ¿Cómo condiciona el aislamiento social a la hora de planificar?

Nuestro eje sigue siendo abrir nuestras puertas y trabajar con los referentes culturales de la provincia y todos los artistas. También con el resto de los museos como el de historia natural, la Dirección de Patrimonio, nuestra Banda Sinfónica para crear, acompañar, vincularnos y prepararnos para nuevas oportunidades que hay para nuestro sector, capacitarnos y ponernos en lo más alto de la cultura de nuestro país. Entendemos que es una situación especial que nos plantea un desafío aún mayor, que es abordar las problemáticas desde otro lugar con soluciones innovadoras y disruptivas que nos marcan una nueva manera de ver el mundo. Hoy los límites están desdibujados, y vivimos como una realidad más global e hiperconectados.

- ¿Pensás en estrategias para llegar a otros públicos que no frecuentan habitualmente el museo?

Si, sobre todo con la identidad que le queremos dar a nuestro espacio, algo más contemporáneo sin perder nuestra esencia. Necesitamos traer nuevos actores, hacernos nuevas preguntas. El público joven es un desafío que nos interesa y sectores que han estado más alejados. Hay nuevos lenguajes, nuevas tribus o grupos que queremos captar, generales interés. También queremos afianzar y legitimar con los que siempre están cerca y nos han acompañado siempre. Nuestro público.

 

- En este escenario de confinamiento varios analistas de consumos culturales sostienen que estamos en un momento único para repensar qué es la cultura o el arte hoy ¿Cuál es tu opinión?

Yo particularmente pienso que es un buen momento para repensar todo, de estas crisis salen las cosas más interesantes a nivel colectivo. Hay pocas oportunidades en donde la sociedad en general se replantea los modos de vida, las prioridades, lo elemental que necesitamos realmente y la posibilidad de un “recomenzar” siendo mejores. Sería muy raro volver a lo de “antes” sobre todo desde el punto de vista cultural, en el arte pronto veremos todo lo que nos dejó este proceso. Hay que dar tiempo y disfrutar de las conclusiones. Pero me parece que desde este punto de vista que no es el económico, es una oportunidad excelente.

- Creés que la circulación virtual del arte que se está dando como consecuencia del aislamiento quedará como una estrategia circunstancial o puede dar lugar a una reformulación radical del sistema de exhibición y comercialización del arte?

Creo que hay muchas cosas que van a quedar como un nuevo hábito de la nueva normalidad sobre todo lo que tiene que ver con movilidad y la posibilidad de desconcentrar aglomeraciones fomentando lo virtual. Es más eficiente y más interesante. Con respecto al arte, me parece buenísimo tener diferentes alternativas de exhibición por ejemplo, poder achicar distancias creando puentes fuera de nuestros límites y crear mercado, es genial.

La comercialización ya estaba en un proceso que se precipita y adopta formas alternativas inmediatas. Hay que apoyar y acompañar estos cambios, porque lo que fue ya lo conocemos, necesitamos experimentar nuevas formas, de eso se trata todo. Es un momento que se puede aprovechar para impulsar las producciones de artistas de nuestra provincia y garantizar que lleguen a un público más amplio, estamos trabajando en una tienda virtual de la Secretaría de Cultura, que tiene como objetivo explotar nuevos mercados y canales de venta que para algunos son inexistentes, y desde arte propio facilitar, acompañar y cerrar operaciones en el circuito virtual. Muchas estrategias de comercialización que están vigentes en otras áreas y nos van a nutrir y hacer eficiente nuestro proceso.

Pablo Lucero Alvarez es diseñador industrial con experiencia en ámbitos internacionales. Obtuvo varios premios por piezas de diseño de su autoría, y está a cargo de la dirección del Museo de Artes de La Pampa desde diciembre de 2019.