Tras la obra, Ana Kljajo

DONDE_NAVEGA_EL_SILENCIO.jpg

Un encuentro expresivo con el lienzo

En una nueva entrega de Tras La Obra, la sección que busca indagar y comprender el trabajo de los artistas, proponemos un ida y vuelta con la artista radicada en General Pico, Ana Kljajo.

Cultora de una pintura fresca y expresiva que transmuta la tradición pictórica del paisaje y sus elementos hacia la abstracción, Ana traza a través de sus obras, un complejo mundo interior que se torna público, gracias a una maravillosa y fecunda factura.

Aquí nos cuenta cómo inició su aventura por los caminos del arte y nos revela detalles sobre su oficio. 

- ¿Qué técnicas utiliza en su trabajo?
Principalmente técnicas mixtas, muchas veces ésto comienza preparando el soporte, que generalmente es un bastidor de tela, le hago una imprimación con diferentes elementos y lo trabajo con espátula como para crearle una textura. Me importa mucho pasar la mano y sentir cierta sensación táctil.

Uso de todo para pintar, principalmente acrílico, trabajo capa sobre capa, a veces produzco veladuras que van atrapando el color. También me gusta mucho esgrafiar la obra, tengo como una necesidad de agregarle trazos, dibujos, uso para eso diferentes elementos, a veces lo hago con un torno, depende de lo que necesite.

- ¿Qué fue lo que definió su vocación?
En realidad no sé, me acuerdo que de chica me gustaba mucho jugar con papeles y barro, después en la época escolar hacía dibujos con tinta china, no había muchos elementos en ese entonces, y cuando terminé el secundario fui a estudiar kinesiología, en la UBA (vivía en Buenos Aires) carrera que no terminé porque me vine a vivir a Pico. Al cabo de unos años, cuando se abrió el Instituto de Bellas Artes de General Pico, me decidí a hacer la carrera, (con cuatro hijos, no fue fácil, pero como siempre digo, la vida son etapas), y la volvería a elegir.

- ¿Cuál es su formación?
Tengo una formación académica, soy Maestra de Arte Visuales y Profesora de Dibujo en la especialidad de Pintura.
Además, pude participar de varias clínicas de arte con diferentes artistas, cosa que ayuda a crecer y reflexionar sobre la obra.

También trato de visitar todas las muestras que puedo, a cualquier lado que vaya, me interesa mucho ver qué se están haciendo, qué está pasando y cómo llega a la gente.

- ¿Fusiona Usted su disciplina con alguna otra manifestación del arte o la cultura?
Me gusta mucho la escultura, trabajé varios años con arcilla, me gusta sentirla, ver cómo de un bloque de barro, con las manos se puede hacer una escultura, me encanta.

También disfruto creando muebles, los trabajo como si fueran cuadros, le dan un toque distinto a los ambientes.

Ana_mesa.jpg

 

- ¿Qué temas son los que más le interesan?
Me interesa principalmente la naturaleza, soy muy observadora, reflexiono cuando veo algo que me llega, que me atrapa, lo relaciono con lo que quiero hacer.

También tuve una etapa algo más figurativa en la que me atrapaba la figura humana.

- ¿De qué se alimentan sus procesos creativos?
En realidad de muchas cosas, ver lo que está a mi alrededor, investigar otros artistas, qué pasa en otro lado, cómo se trabaja, cómo se produce, cómo se transmite lo que se hace, soy una persona muy inquieta.

- ¿Cómo describiría su estilo?
Soy principalmente abstracta, pero a veces puedo mezclar algo un poco más concreto, dependiendo de lo que quiera lograr.

Antes ponía gran cantidad de materia en las obras, quedaban con mucha textura. Ahora, me interesan más las transparencias, los espacios, los blancos.

Generalmente trabajo en horizontal al principio porque uso el material bastante diluido, después sobre los caballetes por un rato y observo cómo sigue, me gusta fabricarme espátulas de distintos tamaños, trabajo mucho con el gesto.

- ¿Qué es lo que le deja cada obra?Ana_obra2.jpg
Creo que son desafíos, más ganas de seguir creando, trabajando, siempre pienso que la próxima va a ser mejor.

- ¿A quién admira?
Admiro mucho a mi madre, fue una tremenda luchadora, persona increíble, nos dejó valores muy valiosos y nos enseñó a estar preparados, a hacer de todo, siempre decía, nunca se sabe lo que te espera. Eso viene porque soy hija de inmigrantes croatas, refugiados de la segunda guerra, fue una infancia diferente a la del resto de los chicos, difícil, pero con mucho amor.

También admiro mucho a mis hijos, ya son adultos y son mi orgullo, personas hermosas; admiro a los honestos, a los solidarios, a los luchadores, a mucha gente. Y a muchos artistas.

- ¿Qué significa para Usted el arte?
Para mí el arte transforma, comunica, es una herramienta, un alimento para el alma, es como una prolongación con la que te podes expresar.

En este momento de pandemia mundial, queda muy en evidencia que toda manifestación artística, la que sea, es necesaria para vivir, ayuda a sobrellevar lo que estamos pasando.

Breve biografía, en primera persona 
Soy Ana Kljajo, me gusta decir pintora, pero también me gusta crear con lo que encuentro a mi alrededor.
Nací en Lanús, prov. de Buenos Aires el 28 de diciembre de 1951. Vivo en General Pico, La Pampa.
Graduada en el Inst. Superior de Bellas Arte de General Pico: Maestra de Artes Visuales y Profesora de Dibujo en la Especialidad de Pintura en 1998.

Desde entonces vengo exponiendo y realizando distintos talleres y clínicas de obra con diferentes artistas, entre ellos: Juan Astica, Laura Messing, Pedro Alcaina, Nicolás Menza, Jorge Gonzalez Perrín, Claudia Aranovich, Remo Bianchedi, entre otros.

Fui becaria del Fondo Nacional De Las Artes para una capacitación de Análisis y seguimiento de Obra con Claudia Del Río en el 2012. Trabajé en la docencia en diferentes escuelas de General Pico, actualmente trabajo en mi taller.

Participé en muchas muestras colectivas, en museos y galerías de arte, en la provincia, el resto del país y el exterior. También obtuve varios premios y actué como jurado en diferentes salones de la provincia.

Formo parte de algunas publicaciones como: Libro de Artes Visuales de La Pampa, de Audisio y Abraham en el 2014; dos publicaciones de la revista Praxis Educativa de la UNLP en el 2018; y también en la edición del Libro Histórico de los 60 años del Banco de La Pampa, diciembre del 2019.

Ana_taller.jpg