lunes 25 de septiembre del 2017

El abrazo tanguero de Alejandro Ávalos

Alejandro Ávalos, un cantor de tango que transitó por distintos géneros musicales hasta que abrazó fuertemente el tango, reafirma hoy ese camino con el lanzamiento de un disco.

avalos1

Nacido en Rio Cuarto en 1966, Ávalos vivió durante su juventud en  la ciudad de General  Villegas (BS.AS.), actualmente y desde hace varios años reside en General Pico ciudad cuna de grandes artistas de tango, Nicolás Ledesma, Juan Carlos Corso y Federico Ibañez entre otros. Luego de transitar por diferentes géneros musicales, descubre en el tango una música y una poesía que lo seducen, siendo el maestro Alberto Pelizzari quien lo invita a dar sus primeros pasos en su Orquesta  donde éste lo forma como  cantor,  ha realizado además presentaciones con  prestigiosos músicos de nuestra provincia.

En agosto del 2016 participó  como cantor invitado del ciclo Música en Bares notables de la ciudad de Buenos Aires compartiendo escenario con Osvaldo Peredo entre otros. En noviembre estuvo cantando en el Ciclo Bohemia tanguera en la ciudad autónoma de Buenos Aires.

Actualmente está presentando en sociedad  su primer trabajo discográfico titulado “Abrazo de Tango”, un disco hecho de modo totalmente independiente en el que ha incluido 13 temas muy variados y para todos los gustos, valses, milongas tangos románticos y tangos criollos : Buscándote (Lalo Scalise), Fogón de huella (Arturo Gallucci/Yaraví, La cantina (Aníbal Troilo/ Cátulo Castillo), Temblando (Alberto Acuña)

El trabajo se grabó en los estudios de La Hoguera Records de General Pico. A cargo de la música estuvo la orquesta de Jorge Dragone.

El propósito del disco es darse a conocer y difundir el género en la región en la cual el tango viene en notoria creciente con importantes milongas, nuevas orquestas y destacados eventos como el festival “Nido Gaucho” que se desarrollará en la provincia a partir del 30 de septiembre.

Alejandro se reconoce como un enamorado del ritmo del 2x4, de su música, de sus poesías, y de toda la cultura tanguera. Cantó por primera vez sobre un escenario a los 12 años y sin importar dónde ni frente a cuántas personas agradece por cada actuación.