domingo 15 de septiembre del 2019

LAS XV DE TELÓN

Arreglar el adentro con poesía

Valentina_Nicanoff00.jpg

Quien elije la poesía para manifestarse, expone su alma. ¿O la protege? Crea un aura de imágenes que hacen que el mundo sea menos terrenal y más onírico, un filtro, pero también manifiesta el interior.

Esta forma de comunicar, la primera desde el Hombre tuvo palabra, perdurará en el tiempo pese a tecnologías, modas y eventuales apariciones de otras maneras, porque la poesía es –básicamente- la manifestación del sentimiento.

Valentina Nicanoff es poeta, es decir que convive con una sensibilidad especial para ver el mundo; porque con la poesía se goza, pero también se sufre.

Nació en Santa Rosa, La Pampa, hace tres décadas. Hace más de diez años que vive en Buenos Aires y ha publicado los libros de poesía “Amapola”, “El Nudo” y “Animal Sediento”. Sus textos forman parte de la antología “Apología 2”.

Me pregunto dónde estoy”, una serie de poemas, fue seleccionada en la Tercera Convocatoria de Ediciones Presente y publicada también en una pequeña tirada artesanal. Escribió y dirigió la obra teatral “Psicopompo” (adaptación libre de poemas de Alejandra Pizarnik y extractos de “4.48 Psicosis” de Sarah Kane). También dirigió el ciclo de poesía, teatro y música “Lengua Viuda”. Hoy se anima a jugar con nosotros y con las palabras en Las XV de Telón.

La idea es hacer interactuar a los artistas, hacedores culturales y personas relacionadas con las artes y el espectáculo, con los lectores de Telón Pampeano. A la vez también se pretende que con este sondeo los propios consultados “descubran” rasgos de su personalidad y de su trabajo que quizás estaban un poco más abajo de la superficie. Es por ello que homenajeamos con esta sección al imbatible “Cuestionario de Proust”, aggiornándolo a la temática y los personajes que nos interesan, para que conozcan facetas guardadas, para que confirmen suposiciones y/o para que se entretengan con las respuestas.

Valentina_Nicanoff02.jpg

1. ¿Cuál es la rama en la que mejor se desenvuelve? ¿Por qué?

La poesía. Porque, en general, siempre pienso en imágenes.

2. ¿Y cuál la que más lo intriga y le gustaría participar?

Como en general siempre pienso en imágenes, me habría encantado poder convertirme en artista plástica, en vez de verme obligada a traducir en palabras mis pensamientos. Pero en las artes plásticas soy malísima.

3. ¿Qué es lo que debe transmitir un artista?

Creo que una frase de Kafka (si bien se refiere a la lectura, podríamos extender esta opinión al arte en general) sintetiza muy bien lo que pienso que debe lograr un artista: “Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado dentro de nosotros”.

4. ¿Quién o quiénes son sus predilectos?

Mis artistxs predilectxs son un montón, pero lxs que me acompañan siempre, ya sea en forma de libros sobre mi mesa de trabajo, o sonando en el equipo de música, o ilustrando algún rincón de la casa, son: Alejandra Pizarnik, Virginia Woolf, Amelie Nothomb, Patti Smith, Nick Cave, Adriana Lestido, etcétera.

5. Fuera del Arte y la Cultura ¿cuál es su actividad fetiche?

Sacar a pasear a mi perra Manchi por las mañanas, y simplemente estar ahí, con ella, sin pensar en que luego debo ir a una oficina. Cuando hago deporte (bici, correr, nadar) también experimento la misma sensación de “aquí y ahora”.

6. Si pudiera cambiar algo ¿qué sería?

Desterraría el fascismo en todas sus formas y grados o matices.

7. ¿En qué época le gustaría vivir?

Me habría encantado ser adolescente en los 90’s, y vivir en Seattle, cuando surgió con toda la fuerza el movimiento grunge.

8. ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

Aunque sea egoísta, mi última mayor satisfacción es haber aprendido a vivir en la superficie de la vida cotidiana, rehuyendo de la fiereza de los planteos existenciales constantes.

9. ¿Qué cosas la inspiran o la ponen en positivo?

Viajar, es decir verme obligada a salirme de mí misma. En este sentido, también la obra de otrxs artistxs: ayer, sin ir más lejos, me devolvió las ganas de escribir ver en el cine la última de Almodovar.

10. ¿Y cuáles logran el efecto contrario?

Mi nivel de autoexigencia desorbitante me asegura siempre una parálisis casi total.

11. ¿Cómo le gustaría que la recuerden?

Como escritora, me gustaría que me recordaran como alguien que trató de decir la médula de las cosas.

12. ¿Cuáles son sus virtudes? Si pudiera hacerlo ¿qué cosa de su pasado cambiaría?

La única virtud que se me ocurre sin detenerme a pensar mucho es la resiliencia. De mi pasado lo que cambiaría es la vocación que tuve para pensar mal de mí.

13. ¿A qué personalidad le gustaría parecerse?

A Patti Smith: tener esa mezcla de esperanza, fortaleza, alegría, ternura y al mismo tiempo lograr decir la melancolía, las profundidades.

14. ¿Por qué cosa dejaría todo?

Por mi novia.

15. ¿Cuál es el lema que sustenta su existencia?

Tratar de no tener ningún lema que me sustente demasiado.

Valentina_Nicanoff04.jpg