sábado 17 de noviembre del 2018

Los proletarios del rock

A base de trabajo, entusiasmo y constancia esta banda lleva 13 años desparrando música. Tocan nuevamente el sábado.

Las_Flores02.jpg

Las Flores del Muerto, de ellos se trata, son una especie de obreros del rock dentro del panorama musical de la provincia.

La banda lleva recorridos varios años dentro del ambiente, con algunos cambios de formación, pero siempre fieles a un rock con reminiscencias ochentas, a The Clash, a la new wave, en el cruce con el reggae dub ska más crudo de estas latitudes como el de Sumo, Os Paralamas do Sucesso, Los Fabulosos Cadillacs, la música de Don Cornelio y la Zona, Todos Tus Muertos (finalizan sus shows en una versión anfetamínicamente de El Féretro) y el punk rock “combativo” de aquella era dorada.

La base está. Juan José Otto se encarga de la guitarra y de cantar algunas canciones, Guillermo “Pancho” Etcheberry toca el bajo y canta otras, y Sergio “Negro” Martínez es el histórico baterista. La troupe se completa con un fiel grupo de amigos de toda la vida y familiares, que son sus seguidores, pero que además se encargan desde el traslado de los equipos, las tareas de administración y management, y cuestiones que tienen que ver con el merchandising, la producción de material de la banda (videos, demos, remeras, etc.), la elaboración de escenografía y vestuario; tal el caso de Germán Vachino, quien viene desarrollando los afiches que anuncian los recitales de LFM, y cuyas muestras pictóricas suelen estar amenizadas por la banda.

Juanjo Otto, uno de los miembros fundadores y compositor, revuelve en su memoria y recuerda que Las Flores debutó como “un trío de batería y dos guitarras”. Fue en el año 2005, y contrariamente a lo usual, el primer show fue para la televisión, específicamente en Canal 3. En esa primera etapa estuvo Mario Barrera; también pasaron Sergio Suárez y “Chino” Martín en trompeta.

Hoy, consolidados como un trío bastante power, continúan puliendo sus presentaciones y acrecentando la lista de temas, quizás con la idea no confesa de registrarlos próximamente.

Cómo sea, este sábado 23 de junio estos proletarios del rock se calzan los botines y se la juegan en El Social de Alvear 42, desde la medianoche santarroseña.