jueves 17 de enero del 2019

Lento y pesado final

Neurastenia01.jpg

Este viernes 28, entre medio de las coloridas fiestas, habrá también espacio para la oscuridad. tocan Neurastenia y Le Petit Morth.

La “Neurastenia” es una neurosis que se caracteriza por fuertes síntomas depresivos, tendencia a la tristeza y gran inestabilidad emotiva. Pero es –además- el nombre de una banda de doom metal santarroseña, estilo musical que se caracteriza por un tempo exasperantemente lento, atmósferas opresivas y melodías lóbregas.

Nos cuenta Valentín Alonso que se presentaron “en la escena musical a comienzos del 2010, aunque el proyecto fue iniciado por Jonathan Ordoñez y Nery Gastón Bravo a mediados del 2005. En su sonido podemos encontrar grandes influencias atmosféricas, Black Metal e inclusive podemos apreciar una particularidad Industrial.”

Este viernes 28 –irónicamente Día de los Santos Inocentes, en la pastoral cristiana- volverán a subirse a un escenario, luego de bastante tiempo. Será en Jake al Rey y en compañía de Le Petit Morth.

Recuerda Alonso que “la primera presentación de la banda en formación de cuatro miembros fue en General Pico, en el desaparecido pub Limón. Tiempo después hicimos el primer show en suelo local, en el centro cultural Frida, junto a Badness Hell”.

Neurastenia ha compartido escenario con bandas, sobre todo de la veta del metal, tales como Hellocos , Die Impaled, Badness Hell, Kyrios, I.R.A., Prission Kaos, The Human Plague, Satura y Mandrágora, ent e otras.

También han participado en festivales en escenarios al aire libre, en encuentros motoqueros y en el recordado ciclo Siesta Mágica de Rock, que culminó con un concurso de bandas llevado a cabo en el Centro Municipal de Cultura, en el que quedaron dentro de los finalistas.

“Actualmente nos encontramos ensayando y trabajando para encarar la pre producción de nuestro primer trabajo discográfico que esperamos poder tener listo pronto!”, cuenta el bajista.

La banda está integrada por Piero Di Zitti en voz y guitarra rítmica, Jonathan Ordóñez en primera guitarra, Iván Di Nápoli en teclas, Ezequiel García en batería y el propio Valentín Alonso en el bajo.

Las puertas del local se abrirán sobre la medianoche y los tickets se venden solamente en puerta.