lunes 09 de diciembre del 2019

Incorrección thrash con Anclas y Zalbatage

Anclas01.jpg

Las bandas metaleras prometen un viernes de riffs filosos y mucha distorsión, en un show en que el sobrará el lenguaje soez y el volúmen.

Será desde la medianoche de este viernes 15 de noviembre en Jake al Rey, Alsina 43 de Santa Rosa.

La cultura thrashera, dentro del metal pero también en los circuitos musicales alternativos en general, tiene sus códigos particulares: pantalones gastados, preferentemente negros, remeras con calaveras, tibias cruzadas y frases agresivas, chalecos de jean con parches de bandas o leyendas alusivas, motocicletas o automóviles antiguos pero fieles, botas, tachas, pelos largos, aparente suciedad, cerveza, descontrol. Si hay una palabra que describe acertadamente la filosofía thrash es “incorrección”.

Esto, musicalmente, se traduce en una música rebelde y áspera, en la que no deben faltar las letras punzantes y políticamente incorrectas que hablen del estado putrefacto de la sociedad, de la alienación, de la búsqueda personal, anti religiosa, contra toda autoridad y luchando por la soberanía personal.

Un bombo pelado a gran velocidad invita a un coro arengador que da paso al palm mute del violero, esto es el sonido apagado de la púa en la cuerda, con la palma apoyada en la pastilla, inequívoco llamado que grita “vamos a poguear”. Entra el contundente bajo que llena todo el espectro y revienta el lugar, cuando la voz carrasposa cuasi ronca empieza a cantar.

Luego de algunas reformulaciones en la alineación titular, Anclas se afianzó. A los veteranos de mil batallas Fernando Oppezzo y Darío Trinak (voces y ametralladoras) se les unieron en la retaguardia dos soldados de fierro: Diego Junco en bajo y Ezequiel García en la batería. Con esta formación vienen evolucionando en las presentaciones en vivo y en el proceso creativo de crear nuevas canciones, camino que endefectiblemente los depositará en un estudio de grabación ¿quizás el año próximo?

Por su parte La Zeta, Zalbatage (Emanuel Meringer, guitarra y voz; Javier Calvo, bajo y coros; Iván Di Nápoli, batería; Franco Gómez, guitarra) transita el décimo primer año de vida y el por ello que vienen preparando una serie de presentaciones que –si bien comienzan este fin de semana- continuarán en diciembre y enero, siendo su punto cúlmine la presentación del disco que se encuentran grabando en este mismo momento y que será motivo de una nota aparte.

Las bandas organizadoras hacen hincapié en la puntualidad como forma de respeto recíproco con el público asistente. Es por ello que invitan a sus seguidores a acercarse al local sobre la medianoche, para disfrutar de un poco de música previa y unos tragos, así alrededor de la 1 AM arrancan con una de las actividades que más y mejor alimentan el alma: la música en vivo.

“Se viene el mejor recital de metal del año” sintetizó Oppezzo, con la parquedad y justeza que lo caracteriza.